Japón

El Nikkei pierde el 11% desde el máximo anual de abril

La Bolsa japonesa pierde brillo. Las dudas sobre la economía nipona aumentan tras la decepción que causó el inesperado descenso de los pedidos de maquinaria en marzo publicado ayer. El Nikkei cayó un 2,95% y pierde ya el 11% desde el máximo anual de abril.

Aumentan las incertidumbres para la Bolsa de Tokio. La decepción que han causado los últimos datos económicos en Japón, la expectativa de subidas de tipos en Estados Unidos, la amenaza que implica la escalada del crudo y el riesgo de desaceleración económica en China son factores que han jugado en contra del mercado japonés. Así, el Nikkei cae un 11% desde el máximo anual que alcanzó el 26 de abril. Un comportamiento que reduce la ganancia anual al 1,4%.

La caída de los pedidos de maquinaria de marzo (-3,2%) publicado ayer decepcionó a un mercado esperaba una subida. 'Este dato tendrá un impacto en el crecimiento del PIB del primer trimestre que conoceremos la semana próxima. De tener continuidad en los próximos meses supondría una amenaza al ritmo esperado de recuperación entre 2004 y 2005', explica José Luis Martínez, de Citigroup.

A las dudas sobre la economía japonesa hay que sumar otro foco de presión: la expectativa de subidas de tipos de interés en EE UU. 'Esta percepción ha provocado la salida de capitales desde Japón hacia el área dólar, un comportamiento que también ha acentuado la caída del yen', explica Ángela Jouve, de Ahorro Corporación. En este contexto de incertidumbre la amenaza que implica de la escalada del crudo para la recuperación económica de Japón agrava la presión sobre el Nikkei.

Los males no terminan ahí. El peligro que entraña el riesgo de desaceleración económica en China para las exportaciones japonesas también ha influido en la caída de índice japonés.

Los datos económicos recientes sobre China, con todo, son muy positivos de momento. La producción industrial publicada ayer subió un 19,1% en abril, el mayor ritmo de crecimiento en un año. China ha anunciado medidas para frenar el crecimiento pero los analistas no muestran preocupación de momento.

Los expertos, divididos sobre el potencial de Japón

La Bolsa japonesa empezó el ejercicio como una de las apuestas preferidas de los gestores. Las numerosas incertidumbres que pesan sobre el país hacen que ahora muchos desaconsejen Japón. Otros, sin embargo, consideran que los argumentos a favor de la región superan los riesgos.

'La caída reciente es una mera corrección técnica. Japón es una de nuestras principales apuestas para el ejercicio actual y el próximo. La economía japonesa sigue creciendo a pesar de la depreciación del yen y el tirón del consumo privado en la recuperación económica es cada vez más relevante', explica Prem Thapar, de BNP Paribas Gestión. MSCI acaba de incluir a 31 compañías japonesas en sus índices, un cambio efectivo el 28 de mayo.

El yen cae al mínimo de ocho meses frente al dólar

La retirada de flujos de capital extranjeros de Japón ha acentuado la debilidad del yen. La divisa nipona cayó hasta 114,5 unidades por dólar ayer y se situó en el nivel más bajo de los últimos ocho meses. La decepción que causó la caída de los pedidos de maquinaria aceleró las caídas.

Los analistas consideran que el yen seguirá presionado a la baja mientras aumentan las expectativas de subidas de tipos de interés en EE UU ya que esto provocará que los inversores prefieran activos en dólares.

Esta percepción ha llevado a varios bancos a revisar al alza las expectativas de dólar frente yen. JP Morgan, entre ellos, estima que la divisa nipona cotice a 110 unidades en junio frente a las 108 que calculaba con anterioridad.