_
_
_
_
_
CincoSentidos

Picasso denota un mercado al alza

Cuando Tobias Meyer, director de subasta de Sotheby's, bajó el martillo en la noche del pasado miércoles y adjudicó el cuadro Garçon à la pipe (Chico con pipa) de Pablo Picasso a un comprador anónimo, el público de la sala neoyorquina estalló en un aplauso. Durante más de siete minutos los asistentes a la subasta había presenciado una interesante puja, en la que llegaron a participar hasta siete personas en la sala y otra más por teléfono. La subasta se inició en 55 millones de dólares y acabó en 104,2 millones (alrededor de 85 millones de euros) -incluidas las comisiones-, convirtiéndose en la pintura más cara del mundo.

El precio récord alcanzado por el picasso y el hecho de que hubiera varios posibles compradores señala, sin duda, que el mercado del arte está en entrando 'en un ciclo alcista', según palabras de la portavoz de la galería Christie's en Nueva York. Desde esta casa de subastas se confirma que éste ha sido un buen año para ellos por que están 'notando la recuperación económica después de la recesión'. 'Hay gente que quiere comprar, solo hace falta que salgan buenas colecciones', dice esta portavoz, que concede que puesto que se está verificando este buen momento es posible que los coleccionistas se animen a vender.

Ayer algunos expertos incluso llegaban a indicar que no sería descabellado pensar en que el precio récord alcanzado en la subasta de Sotheby's por el picasso fuese batido pronto si sigue la tendencia al alza del mercado. El último récord fue conseguido por Retrato del Doctor Gachet de Vincent el Van Gogh, vendido por Christie's en 1990 por 82,5 millones de dólares al millonario japonés Ryoei Saito y que fue revendido tras su muerte.

Los expertos en arte creen, además, que la salida con tanta fuerza al mercado de esta obra maestra de Picasso perteneciente al periodo rosa (1904-1906) envía la señal de que no sólo son los impresionistas los que más cotizan en el mercado y la demanda multimillonaria se abre a otras tendencias.

Garçon à la pipe fue pintado por Picasso con 24 años, recién instalado en el parisino barrio de Montmartre. La pintura representa a un adolescente vestido de azul, con una corona de flores rosas en la cabeza. Aparece sentado, con las piernas abiertas, delante de una tapicería con motivos florales y sostiene una pipa en su mano izquierda.

La directora del Museo Picasso de Málaga, Carmen Giménez, aseguró ayer a Efe que se trata de una obra 'enigmática'. A su juicio, resulta extraño que el pintor malagueño añadiera más tarde las flores que aparecen de fondo en la pintura, a ambos lados del adolescente.

Para Giménez, no obstante, Garçon à la pipe es 'un magnífico cuadro, pero no el mejor'.

El anterior récord de Picasso lo ostentaba Mujer con los brazos cruzados, cuadro del periodo azul (1901-1904), que alcanzó los 55 millones de dólares en noviembre de 2000 en la sala Christie's en Nueva York.

El legado de un filántropo

Garçon à la pipe pertenecía a la colección de John Hay Whitney, diplomático estadounidense, que la adquirió en 1950 por 30.000 dólares. El cuadro formaba parte de un conjunto de 34 pinturas de la colección, cuya venta totalizó 189,9 millones de dólares y que irán a parar a la Fundación Greentree, creada en 1982 por la mujer del filántropo, Betsey.En la subasta del miércoles también se establecieron récords para William Blake (3,14 millones de dólares), Alfred J. Munnings (7,84 millones) y Frédéric Bazille (5,3 millones).La colección de los Whitney se componía, además, de obras de arte decorativas que serán subastadas por Sotheby's el próximo 18 de mayo.

Archivado En

_
_