_
_
_
_
_
Distribución

Ahold provisiona 20 millones por el deterioro de su filial española

La multinacional holandesa de la distribución Ahold, que el año pasado llevó a cabo un fuerte ajuste tras los escándalos financieros de 2002, ha aplicado en sus cuentas consolidadas de 2003 una provisión de 20 millones de euros por pérdida de valor de activos de la filial española. De esta cantidad, 11 millones corresponden al cierre de establecimientos, mientras que los otros nueve se justifican por el 'deterioro en las condiciones del mercado', según se explica en el informe anual de la compañía.

Además, a esos 20 millones se añaden otros tres millones de euros en concepto de cargas por el fondo de comercio de la filial, concretamente por Supermercados Canarias.

La multinacional recuerda que en el ejercicio anterior, es decir, en 2002, tuvo que realizar unas cargas de 882 millones de euros por la filial española que ahora está en venta. De hecho, el pasado 19 de abril, el director financiero del grupo, Hannu Pyopponen, comentó que esperaban completar la desinversión de España y Brasil este año. También el informe anual señala explícitamente que la venta de sus negocios en España concluirá antes del próximo 31 de diciembre.

Ahold ha aplicado en sus cuentas de 2003 unas cargas por activos fijos de 113 millones de euros, de los que 51 corresponden al mercado estadounidense y 37 a los negocios europeos (donde se incluyen los 20 millones por la filial española). El resto de las provisiones, hasta alcanzar los 113 millones, se reparten entre la división de América Latina (19 millones), la sociedad inmobiliaria europea (cinco millones) y Asia (con sólo un millón de euros).

El grupo holandés ha cerrado un ejercicio 2003 rozando el punto de equilibrio ya que sólo registra unas pérdidas de un millón de euros después de que el año anterior arrojara unos números rojos de 1.208 millones. El beneficio operativo fue de 718 millones, un 200% más que en 2002, mientras que la facturación se situó en 56.068 millones de euros, lo que supone un descenso del 10,6% sobre el año anterior.

En cuanto a la filial española, la multinacional explica en su informe anual que ha habido una reducción en el número de tiendas ya que a finales del ejercicio contaba con 616 frente a las 628 de 2002. La cifra de ventas ha experimentado un ligero incremento al alcanzar los 2.074 millones, frente a los 2.047 del año precedente.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_