_
_
_
_
CincoSentidos

México se abre a la sangría y la alpargata

Dos empresarios españoles, ambos procedentes de la región de Murcia, han sellado una extraña alianza que está logrando el éxito en México. Cristóbal Sánchez, fundador y propietario de la firma Dreamyfeet, es fabricante de calzado y unos de los principales exportadores. Joaquín Hernández Muñoz es el gerente de Bodegas San Isidro, una de las cooperativas vinícolas más grandes de España.

Un combinado de sangría y alpargatas es la propuesta que han ideado, presentando ambos productos juntos aunque no revueltos, bajo el amparo de la etiqueta: 'Hecho en España'.

La mezcla, vista desde la Península, puede remover ecos de una tradición un tanto trasnochada. Pero su puesta en escena al otro lado del Atlántico, a través de Mexiterráneo, una sociedad de propiedad de ambos empresarios, ha logrado dar con el gusto de un amplio público mexicano.

Joaquín Hernández asegura que la gastronomía mexicana es, en principio, incompatible con la tradición de consumo del vino. 'Los menús picantes y muy especiados casan mejor con mezclas alcohólicas fuertes a base de tequila o con combinados más suaves en los que se pone en juego el regusto dulce'. Ello le llevó a pensar que la tradicional sangría española podría ser bien recibida por el público mexicano, convirtiéndose en introductor de embajadores del vino.

Con esta intención la cooperativa creó una marca de sangría con el nombre sonoro de Zambra, un baile tradicional de Andalucía.

Hernández afirma que el consumidor de vinos suele ser un infiel recalcitrante; hoy bebe un Rioja y mañana se despacha un Jumilla sin que le remuerda la conciencia. Con la sangría ocurre lo contrario: sus características responden a un producto que es siempre idéntico a sí mismo. Al margen de denominaciones de origen, se beneficia de una identificación genérica como producto español.

Cristóbal Sánchez se empeña en señalar que el zapato que ha introducido con notable éxito en México se llama alpargata, por mucho que tal denominación nos retrotraiga a los tiempos más miserables de España. Rechaza rotundamente que se modernice este nombre para embellecerlo con el término más sofisticado de 'sandalia'.

En toda América y especialmente en Estados Unidos, explica Cristóbal Sánchez, la alpargata se vincula con las materias primas naturales de las que está elaborada. 'Es un valor añadido que se aprecia en un mercado cuya nueva clase media apuesta por los valores de la ecología, y en el que el producto español se beneficia de la mitología de lo latino'.

Riesgo y beneficio

Cristóbal Sánchez está en el negocio de la exportación desde hace décadas. Dice que Eldorado de los productos españoles es Latinoamérica, antesala de EE UU. Reconoce que los mercados latinos son de riesgo, pero también pueden aportar importantes oportunidades de negocios. Su estrategia se basa en conquistar la presencia de sus productos en las más importantes cadenas de distribución: Carrefour, Wal Mart y Chedraui.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_