Derivados

Qué influye en la prima de una opción

Hace unos meses repasamos las seis variables fundamentales que intervienen en la determinación de la prima de las opciones. Son el precio de la acción, el precio de ejercicio de la opción, el tiempo que falta para el vencimiento, la volatilidad, los tipos de interés y los dividendos.

El efecto del precio de la acción es fácil de analizar, cuanto mayor sea, mayor será la prima de la opción call y menor la de la put. Cuanto mayor sea el precio de ejercicio, menor será la prima de la call y mayor la de la put. La volatilidad es una medida de la dispersión de los precios futuros de la acción. Cuanto mayor sea, más probabilidades tendremos de que la acción lo haga muy bien o muy mal y, por lo tanto, mayor será el precio de las opciones, tanto de la call como de la put.

El tiempo que falta para el vencimiento funciona igual que la volatilidad, cuanto más falte, mas caras serán las opciones. Mayores tipos de interés hacen que el valor presente del precio de ejercicio disminuya, por lo que afectan positivamente a la prima de las opciones call y negativamente a las de las put. Por último tenemos los dividendos, que encarecen la prima de las put y abaratan las de las call.

Hay otras variables, como los impuestos, los requisitos de garantías, los costes de transacción y la estructura del mercado, que también afectan al precio de la opción

Además de estas seis variables, existen otras que influyen en el precio de las opciones, pero sólo en determinadas ocasiones. Cuatro de ellas son las que enumeramos a continuación: el crecimiento esperado de la acción, propiedades adicionales de los movimientos del valor, la actitud de los inversores frente al riesgo y las características de otros activos.

El crecimiento esperado del precio de la acción podría parecer uno de los determinantes más obvios del precio de la opción. Como el precio de la call es mayor cuanto mayor es el precio de la acción, nuestra intuición nos diría que, si todo lo demás permanece igual, la prima de una call será mayor cuanto mayor sea el crecimiento esperado de la acción. Por otra parte, la misma intuición nos dice que el precio de una put será menor cuanto mayor sea el crecimiento esperado de la acción. Sin embargo, la relación de paridad put-call nos demuestra que la relación entre los precios de ambas opciones nada tiene que ver con el crecimiento esperado de la acción.

La variable que realmente importa a la hora de valorar opciones es la volatilidad, otras propiedades del movimiento del precio de la opción, importan en tanto en cuanto están recogidas en la volatilidad.

La teoría financiera moderna nos dice que la actitud de los inversores frente al riesgo y las características de otros activos que se negocien en el mercado deberían influir en el precio de las opciones, y así es, pero de forma indirecta. Afectan a la prima de las opciones a través del precio de la acción, de su volatilidad y de los tipos de interés.

Otras variables que se refieren al entorno institucional son: los impuestos, los requisitos de garantías, los costes de transacción y la estructura del mercado. Siempre afectan aunque su importancia puede ser pequeña. Cuanto mayores sean estas variables más dificultan la negociación con opciones y el desarrollo del mercado por el lado de la demanda, aunque es importante mantener un equilibrio, ya que, por ejemplo, el cálculo adecuado de las garantías es vital para el buen funcionamiento del mercado -que sin ellas no podría eliminar el riesgo de contrapartida-.