Resultados

Opel España vuelve a beneficios después de tres años de pérdidas

A la tercera, Opel España ha logrado volver a beneficios. La división española obtuvo en 2003 un beneficio neto de 55,6 millones de euros, el primero desde 2000. En estos tres años, la compañía había acumulado unas pérdidas de 189,9 millones, según las cuentas presentadas ayer.

Las buenas noticias no acaban aquí. La empresa alcanzó también un récord de producción tras alcanzar 460.000 coches (305.000 del modelo Corsa y 155.000 del Meriva) y 196.000 juegos de componentes . La inversión total ascendió a 135 millones.

'A pesar de que se trata de unos resultados modestos', afirmó ayer un portavoz de la compañía, 'el retorno a los beneficios constituye una buena noticia' Las mismas fuentes achacaron al 'mercado extraordinariamente competitivo y con una rentabilidad muy baja' para explicar estas 'modestas' cifras. El margen de beneficio se quedó en el 0,87%'.

Respecto a las previsiones para este año, esta fuente manifestó que 'las expectativas de producción para los próximos meses son menos optimistas, debido, particularmente, a la inestabilidad de nuestros principales mercados exteriores'.

La dirección ha expresado al comité de empresa, en el transcurso de las negociaciones del convenio colectivo, su preocupación por el incremento de las inversiones en diseño , motivado por el acortamiento en la vida de los modelos. Así , el primer Corsa estuvo en el mercado durante 10 años, el segundo no pudo superar los siete y se ha tenido que recurrir a un segundo modelo, el Meriva, para mantener la capacidad de producción de la planta de Figueruelas).

Según datos aportados por la empresa, el precio neto de sus vehículos, a igualdad de equipamiento, ha caído en un 5% desde 1999, mientras el incremento de salarios en ese mismo periodo ha sido del 17,6%.