Planes de pensiones

Los planes bursátiles reflejan la cautela ante riesgos de tipos altos

El riesgo de subidas de tipos de interés ha introducido una cierta cautela en los mercados, cuyo reflejo ha sido patente durante los últimos días en la evolución de las rentabilidades de los planes de pensiones de renta variable. La rentabilidad media acumulada de los planes de este tipo ha descendido hasta quedar en torno al 5,1%, mientras la rentabilidad anual (sobre 12 meses antes) se ha situado ligeramente por debajo del 20% en términos de rentabilidad media ponderada. Los planes de tipo mixto, en especial los que tienen un mayor peso de acciones en su cartera, se han visto también afectados por la caída de las Bolsas hasta situarse sus rentabilidades en torno al 2,8% en el caso del rendimiento medio acumulado en lo que va de año, y en el 11,8% en la rentabilidad anualizada.

Los planes de pensiones que operan en las Bolsas están, sin embargo, claramente por delante de los que actúan en los mercados de renta fija, que siguen presentando ganancias por lo general bastante pobres. Es muy probable, a juzgar por los análisis de los expertos, que la renta variable presente, en la práctica totalidad de sus categorías, rendimientos más satisfactorios este año que la renta fija, aunque hay dudas sobre el potencial alcista de los mercados bursátiles más allá de lo que ya han mejorado en los primeros meses del año.

La renta fija sigue presentando ganancias muy modestas, que esta semana se han visto mermadas como consecuencia de la inestabilidad que se ha respirado en los mercados debido a las hipótesis sobre una probable pronta subida de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal. En términos medios, tanto los planes de renta fija a corto como los que actúan en los mercados de medio y largo plazo no alcanzan casi en ningún caso el 1,5% de rendimiento anualizado y en términos acumulados, desde diciembre pasado, apenas alcanzan el 0,5% de ganancias acumuladas.