Acciones

Lento avance de la recompra de acciones

Aunque son varias las empresas que están desarrollando operaciones de recompra y amortización de acciones propias y otras lo hicieron en ejercicios pasados, no son todavía muchas las compañías españolas que optan por este sistema para remunerar a sus accionistas. Sin embargo, es una fórmula que creció en mercados europeos en 2003, como el francés, y que se prevé siga en la misma línea este año. Además esa retribución puede ser, según los expertos bursátiles, más beneficiosa para los accionistas ya sea para complementar o incluso sustituir el dividendo. 'La recompra de títulos contiene ventajas fiscales', señala Pablo Fernández, profesor de IESE. 'Y al mismo tiempo puede impulsar el valor en Bolsa, mientras que, por el contrario, el precio de una acción cae en el mercado bursátil en una cantidad casi igual que el dividendo pagado', añade.

Pero es un sistema que no siempre es bien recibido por los accionistas si es para sustituir los dividendos ordinarios o extraordinarios, señalan desde una de las compañías del Ibex que se ha planteado recientemente esta medida. Por el contrario, algunos asesores externos y analistas señalan que son los gestores de las compañías los que prefieren remunerar a sus accionistas por vías más clásicas.

No obstante, a pioneras como Altadis o Corporación Alba se ha unido después Telefónica, mientras que la recompra de acciones también forma parte de los programas de Repsol YPF e Inditex. Fuentes de esta empresa textil señalan que, dada la significativa generación de fondos lograda en el último año, se examinó la posibilidad tanto de reducir el capital como el pago de un dividendo extraordinario. 'Y se optó por esta última vía para no reducir la liquidez del valor y más teniendo en cuenta que los próximos ejercicios es previsible que ocurra lo mismo, se subraya desde esta compañía'. Pero se subraya que es una opción de momento aparcada pero no descartada.

Petroleras

Por su parte, Repsol YPF tiene planteada la recompra y amortización de acciones si se consolidan determinadas circunstancias, evolución que está confirmándose. 'Hasta ahora no lo hemos podido hacer, ya que la reducción de deuda era el tema prioritario, pero ahora analizamos dónde destinar los excedentes de caja', señalan fuentes de la petrolera. 'Tenemos una liquidez muy elevada, más de 5.000 millones de euros, y no nos vamos a convertir en un banco', añaden. Además los datos en manos de este grupo muestran que una operación de buy back puede ser más rentable que otras transacciones. La compra de acciones se realizaría en un momento bajista, siempre que sea coyuntural, como hacen casi todas las grandes petroleras mundiales. 'Es además un buen mensaje para el mercado', se agrega.

Repsol YPF amortizará los títulos nada más comprarlos, ya que su objetivo no es intervenir en la evolución del valor y nunca ha tenido autocartera.

Pero es Telefónica la empresa que más apuesta actualmente por ese sistema de remuneración con un plan de recompra mínimo de 4.000 millones de euros. Los últimos datos señalan que cuenta con una autocartera del 1,7% del capital.

Primera vía de remuneración en Estados Unidos

Ya a partir de 1998 en Estados Unidos las empresas remuneraron más a sus accionistas a través de la recompra de acciones que con el pago de dividendos. Y son varias las grandes compañías que han anunciado nuevas operaciones en los últimos meses, desde la distribuidora Home Depot a Coca-Cola, así como el grupo de informática Cisco o la farmacéutica Pfizer. Goldman Sachs señala en un informe que las 'empresas con altos niveles de liquidez y con una deuda reducida pueden sacar partido de la recompra de títulos'. Y también considera que las firmas que han realizado esas operaciones suelen tener mejor comportamiento en Bolsa.

También en Europa grandes empresas recurren a ese tipo de operaciones como la aeronáutica EADS y el grupo alemán Schering, que ha anunciado que ha completado el plan de recompra de títulos equivalentes al 1,3% del capital. En esta línea, la operadora británica Vodafone destinará 2.500 millones de libras a ese fin. Pero es en Francia en donde se espera que este año sea también espléndido, en parte debido a la fuerte generación de fondos previsto para este ejercicio, en el que también se prevé una mejora en la remuneración por dividendos. Además esa evolución se dará más en los considerados pesos fuertes del CAC 40 de la Bolsa de París, entre ellos Aventis, Axa y Bouygues, que llevarán la recompra de acciones a sus juntas de accionistas.