Tendencia

Los buenos resultados en EE UU no cambian el guión de la Bolsa

El 30% de las empresas del S&P 500 ha presentado resultados y hasta ahora las sorpresas positivas dominan. Las cifras muestran que las ventas han aumentado, aunque sólo implican cerca del 9% de una mejora de beneficios que se estima ronde el 21% en el primer trimestre. El mercado esperaba aún más.

La temporada de resultados en EE UU ha entrado en su semana clave. Los beneficios mejoran pero la cautela de la empresas para los próximos meses y una recuperación de la demanda menor a lo esperado por el mercado ha impedido que las Bolsas de EE UU recojan con euforia estos avances.

Al término de la semana 178 empresas del S&P 500 habrán publicado sus cuentas y de momento el balance es positivo. Con el 30% del índice escudriñado tan sólo el 11,1% de las compañías han defraudado con sus cifras mientras que el 78,4% ha publicado unos beneficios que han superado las expectativas, según datos recopilados por Thomson First Call. 'El factor positivo muestra que las compañías están superando las expectativas un 6,8% de media' explican. La firma estima que los beneficios del primer trimestre aumenten el 21%.

La campaña actual cobra relevancia ya que su base de cálculo es más elevada después de la recuperación que experimentaron los beneficios durante 2003. La comparativa, por tanto, es más real y el mercado busca pistas para los meses venideros.

De momento las compañías arriesgan poco con sus predicciones. 'Las empresas están siendo cautas. Prevén mejoras pero van a ser inferiores a lo que esperaba el mercado' explica Felipe Mesía, de Self Trade.

La mejora de la demanda y los resultados de las reestructuraciones siguen siendo los dos factores detrás de las mejoras anunciadas hasta la fecha. 'El aumento de la demanda es fuerte y alcanza cerca del 9%, pero no es tan alta como descontaba el mercado. Todavía más de la mitad de la mejora de beneficios corresponde a la reducción de costes. Son datos positivos pero que te dicen que una buena parte de los beneficios tenderá a caer en los próximos trimestres. Para el segundo trimestre se espera más unos beneficios del 12% frente al 21% estimado para el primer trimestre'. Las Bolsas, entre tanto, han vivido varias sesiones de sobresaltos, avivadas por la cercanía de una subida de tipos tras las últimas comparecencias del presidente de la Reserva Federal, aunque ayer sí subieron por los buenos resultados.

'El mercado espera que el crecimiento de beneficios ronde el 21% y cualquier sorpresa negativa incidirá negativamente', explica Gint Rimas, de Thomson First Call. 'Para que el mercado siga subiendo tienen que mejorar las expectativas. No sería extraño que entráramos en un periodo plano'.

Cuentas. Cómo inciden diferentes factores

P ¿Qué implican los últimos datos de empleo para la evolución de los resultados?

R La fuerte generación de empleo en EE UU en marzo implica un cambio de tendencia y por tanto hace prever un impacto positivo en el consumo. Estos factores facilitarán la mejora de la demanda y esto se traducirá en un aumento de ventas para las empresas, una de sus asignaturas pendientes hasta la fecha.

P ¿Una subida de tipos constataría la mejora de la demanda?

R Es poco probable que la Reserva Federal suba los tipos de interés antes del verano pero si lo hiciera sería una manera de constatar que la economía se está calentando. Este efecto se trasladaría en un aumento de la demanda.

P ¿Qué papel está jugando la debilidad del dólar en esta temporada de resultados?

R La caída del dólar en los últimos meses ha contribuido a la mejora de los resultados, especialmente para las exportadoras. IBM logró un aumento de ingresos del 11% pero la cifra se redujo al 3% una vez eliminado el efecto de la divisa. Ebay, por su parte, logró un crecimiento de ingresos de 249 millones de dólares de los cuales 47 correspondieron a este efecto.

P ¿Qué falta para que los resultados empresariales continúen mejorando?

R La evolución de la capacidad utilizada será determinante en la evolución de los resultados en los próximos meses. Según explica Thomson Financial en marzo este indicador cayó ligeramente y aún se encuentra un 5% por debajo de la media histórica del 81%. Para que los resultados mejoren y sean sostenibles es necesario que la capacidad utilizada también se recupere, algo que no ha ocurrido en los últimos trimestres.