Distribución

Mercadona se aleja de los híper y decide cerrar todos los domingos

La cadena de supermercados Mercadona ha decidido no abrir ningún domingo del año, ni siquiera los primeros de cada mes, con el objetivo de mejorar la calidad del empleo y permitir que sus trabajadores compatibilicen mejor su vida personal y laboral. Esta decisión surge en un momento en que los híper se esfuerzan por reclamar una mayor liberalización de horarios comerciales y los distintos agentes sectoriales intentan aprovechar el momento político, ya que supermercados y pequeño comercio quieren limitar la apertura dominical.

Mercadona, que tiene unos 790 establecimientos y 44.000 empleados fijos, da así un paso más en un modelo empresarial basado en la cultura social. Página 3

editorial en la página 20