Ayudas

Los subsidios se reducen en la UE por sexto año consecutivo

Los subsidios públicos a las empresas continúan reduciéndose en la Unión Europea, según el informe anual que sobre este tema aprobará mañana la Comisión Europea. En el último ejercicio analizado (2002), las ayudas ascendieron a 47.400 millones de euros, un 32% menos que en 1992.

Los países que más ayudas concedieron en términos absolutos fueron Alemania (13.000 millones de euros), Francia (10.000 millones) e Italia (6.000 millones). En términos relativos, las ayudas estatales, exceptuando las destinadas a transporte, representaron el 0,54% del PIB de la UE en el año 2002.

Este porcentaje supone una reducción de dos décimas respecto a 2001 y la confirmación de una tendencia a la baja que comenzó en 1996.

Persisten, sin embargo, las marcadas disparidades entre los países de la UE. Finlandia y Suecia gastaron menos del 0.20% de su PIB en ayudas estatales, mientras que Dinamarca alcanzó el 0.72%. España, junto a Alemania y Portugal, se halla en una posición intermedia con el 0,55% del PIB gastado en ayudas estatales. Mientras que España, Francia e Italia aumentaron ligeramente entre 2000 y 2002 sus ayudas hacia regiones menos desarrolladas, Alemania las disminuyó ostensiblemente. En la UE este rubro absorbe 8.000 millones.

Casi el 60% de las ayudas se entrega en forma de subvenciones. En España este porcentaje se eleva más allá del 80%.

Nuevo destino para las ayudas

El informe sobre ayudas de estado que presentará mañana el comisario de Competencia, Mario Monti, muestra que un 73% de las ayudas estatales en 2002 se concentró en objetivos horizontales (medio ambiente, empleo y formación o I+D). El 27% restante, en ayudas directas a sectores específicos (manufacturas, carbón). La CE muestra su satisfacción por esta reorientación de las ayudas.