Fondos

Dexia apuesta por votar en las juntas

Los partícipes podrán dirigirse a las gestoras y preguntarles qué votan en las juntas y éstas estarán obligadas a responder, según el acuerdo marco de Inverco y CNMV sobre interpretación de la nueva Ley de Instituciones de Inversión Colectiva. Cuando el reglamento esté aprobado, las gestoras explicarán en el folleto cómo ejercitan los derechos políticos de sus carteras.

La gestora luxemburguesa Dexia ha decidido ejercer de manera activa el derecho al voto que le ofrecen las acciones que gestiona en representación de sus clientes. Este derecho, que está asociado a las acciones de las principales empresas europeas, lo ejercitará sobre el 50% de los activos invertidos en sus fondos de renta variable.

En estos momentos, los gestores financieros están debatiendo sobre la implicación activa de los accionistas, un asunto que algunas compañías no dejan de lado, como Dexia, Crédit Agricole o BNP. 'Deseamos ser uno de los primeros gestores financieros europeos que adoptan una política activa de voto', afirma Hugo Lasat, presidente ejecutivo de Dexia Asset Management'. Añade: 'Es una manera adicional de ofrecer valor añadido a nuestros clientes'.

La política de voto de Dexia está orientada al buen gobierno de la empresa. Se tratará de proteger los derechos de todos los accionistas de acuerdo con la regla: una acción, un voto y un dividendo. Buscará garantizar el tratamiento equitativo de todos accionistas, incluidos los minoritarios y los extranjeros. Luchará por divulgar de manera transparente la información financiera precisa. Tomará las decisiones con responsabilidad e independencia del consejo de administración.

Antes de ejercitar su derecho al voto se asegurará de reunir toda la información necesaria. Cuando se trata de ejercer el derecho al voto de los fondos sostenibles, y además de tener en cuenta los criterios mencionados anteriormente, Dexia votará a favor de las resoluciones que fomenten los principios del desarrollo sostenible (buenas relaciones laborales, respeto por el medio ambiente, economía basada en valores éticos y una sólida política social externa).

Michel Escalera, consejero delegado de Crédit Agricole, también ha comentado la intención de ejercitar estos derechos aunque ha reconocido sus dificultades. En ocasiones no se reciben a tiempo las convocatorias de juntas. También destacan la importancia de efectuar una selección para votar después de conocer a fondo la situación. 'No a todas las juntas se podrá ir; habrá que acudir aquellas que sean prioritarias para los intereses de sus partícipes', comenta Escalera.

En términos similares se expresa José Luis Blázquez, director general de BNP Paribas. Ambas casas cuentan con un importante equipo de análisis para apoyar el voto.