Automóviles

General Motors prepara una nueva reducción de costes en Europa

El gigante de la automoción General Motors (GM) está harto de cosechar números rojos en Europa año tras año. Por eso, la compañía prepara 'profundos cambios' en su filial europea, según han venido repitiendo en los últimos días fuentes de la compañía.

Ayer fue el turno de su máximo ejecutivo, Richard Wagoner, quien aseguró que 'hay mucho trabajo por hacer en el lado de los costes en Europa'. El presidente intervenía ante analistas y periodistas en un seminario organizado por el banco de inversión Morgan Stanley. General Motors Europe perdió 909 millones de dólares el pasado año. Para este ejercicio Wagoner prevé que la compañía obtenga el punto de equilibrio.

GM ha sido una de las compañías que ha entrado en los últimos ejercicios en una cruenta batalla comercial, lo que ha disminuido la rentabilidad de la compañía. Aun así, en los últimos meses el fabricante ha venido incrementando el precio de sus automóviles, aunque para ello ha tenido que añadir extras. 'La gente nos dice en muchas ocasiones que los precios están suficientemente altos, lo cual significa que tendremos que atacar el lado de los costes', aseguró.

Presidente interino

Esta no sería la primera remodelación interna que lleva a cabo GM Europe en los últimos años. Hace tres, el fabricante, dueño de marcas como Opel, Saab, Pontiac, Buick o Chevrolet, lanzó el proyecto Olympia, un plan de recortes a pesar del cual han persistido las pérdidas.

Por ello, el ex presidente de la división europea, Mike Burns, avisó en enero, en declaraciones a Cinco Días, que la fábrica de Opel en Figueruelas debía hacer un nuevo esfuerzo para incrementar la productividad.

Sin embargo, fuentes del mercado en Europa estiman que Opel, la principal marca en Europa, debe hacer también un esfuerzo en el lado de los ingresos. Para ello, la marca confía en el lanzamiento del nuevo Astra, que compite en el mismo segmento que el VW Golf. Hasta ahora, la acogida ha sido buena, aseguró Wagoner, ya que GM ha recibido 60.000 pedidos antes de que el coche se ponga a la venta.