Fusión

Bruselas aprueba la alianza firmada en 2001 entre Air France y Alitalia

La Comisión Europea aprobó ayer la alianza entre Air France y Alitalia, firmada en 2001, que contempla la explotación común de vuelos y mecanismos de cooperación en precios, nuevos destinos y horarios.

El permiso de Bruselas ha sido interpretado por parte del mercado como un paso previo a una futura fusión entre las aerolíneas. El pasado mes de febrero la Comisión aprobó también, bajo condiciones, la concentración entre Air France y la holandesa KLM, que daría lugar al primer grupo de transporte aéreo de Europa.

El anuncio provocó el incremento del valor en Bolsa de Alitalia, tras varios días en los que el mercado había penalizado las incertidumbres que sobrevuelan sobre el futuro de la compañía aérea, controlada por el Estado italiano. Las acciones de la empresa subieron un 7,59%.

En el estudio del acuerdo, Bruselas ha constatado que las redes de las dos compañías son altamente compatibles.

Air France tiene mayor presencia en las rutas entre Europa y Norteamérica, Extremo Oriente y África subsahariana, mientras que Alitalia está centrada en el sur de Europa y en las rutas entre Europa y el norte de África, Oriente Próximo y América Latina. No obstante, la Comisión Europea identificó siete rutas en las que la combinación de ambas podría eliminar la competencia.

El comunicado lanzado por la Comisión Europea destaca que el Ejecutivo es 'favorable' a la consolidación del mercado. 'La concentración del sector de las compañías aéreas europeas hace tiempo que es necesaria. Es conveniente para las propias compañías, para sus empleados y para sus clientes ya que asegura la supervivencia de las compañías', afirmó el comisario europeo de Competencia, Mario Monti.