Consumo

Caixa Catalunya prevé un aumento del consumo de los hogares del 3,2% este año

El gasto en consumo de los hogares españoles crecerá el 3,2% en 2004. Es el pronóstico que aventura Caixa Catalunya y que la coyuntura obliga a relativizar: aunque fechado a 19 de marzo, el informe no recoge los atentados del 11-M ni aventura sus efectos en el consumidor, sensible a traumas terroristas.

El informe también pronostica que el aumento será discontinuo y con tendencia al alza: prevé que sea del 2,9% en los primeros seis meses y que repuntará en los últimos, con un avance medio del 3,6%.

Un conjunto de elementos positivos, tanto internacionales como internos, son los que justifican los datos optimistas de la entidad catalana.

En el ámbito internacional, el informe cita el afianzamiento del crecimiento económico de EE UU desde el verano, la economía robusta del Reino Unido, la mejora de la actividad en Japón y el dinamismo económico en el este de Asia, con China a la cabeza. Un marco más predispuesto, según Caixa Catalunya, para el crecimiento económico mundial que el de 2003. Sólo el fuerte fortalecimiento del euro es señalado como elemento perturbador del crecimiento del consumo privado.

Obviando el 11-M, el panorama español es igualmente positivo. El informe recuerda el crecimiento del mercado de trabajo, la desaceleración de precios (2,1% interanual, la más baja desde 1999), la rebaja impositiva aplicada el año pasado y el consiguiente aumento de la renta en términos reales como datos que han de sostener el consumo.

De cumplirse este aumento del 3,2%, mejoraría en dos décimas al del año pasado y en seis al de 2002. Además, significaría, según el informe, dejar atrás el proceso de ralentización. El largo ciclo expansivo del consumo español empezó en 1994, pero en 2000 se inició un miniciclo en que el crecimiento menguaba, hasta alcanzar el mínimo (2,6%) en 2002.