11-M

El Banco de España advierte del efecto negativo de los atentados en la confianza

Los atentados terroristas del pasado 11 de marzo en Madrid pueden provocar "algún impacto" sobre los datos de confianza de la economía española durante los próximos meses, aunque aún persiste una "notable incertidumbre" sobre la medida en que esta caída de la confianza pudiera trasladarse a los indicadores de gasto, según indica el Banco de España en su Boletín Económico.

La información recogida en el informe publicado hoy se refiere, en parte, a los meses finales del 2003, respecto a lo que se comprueba que "no modifica sustancialmente el panorama descrito por la Contabilidad Nacional del cuarto trimestre, que situó el incremento interanual del PIB español en ese período en el 2,7%, tres décimas por encima de la tasa del tercer trimestre, cerrando el año con un crecimiento del 2,4%".

Al elaborarse el Boletín, dice el Banco de España, la mayoría de los indicadores disponibles para los primeros meses de 2004 apuntaba, en general, comportamientos compatibles con la línea de recuperación que marcaban los datos del PIB de 2003, si bien hay que considerar que "se dispone todavía de muy poca información sobre el impacto que el ataque terrorista del 11 de marzo en Madrid haya podido tener en la economía a corto plazo", concreta el Boletín.

Sube la deuda de empresas y familias

En cuanto a la evolución financiera de la economía española, el Banco de España afirma que la financiación captada por el sector privado no financiero continuó avanzando a un "ritmo elevado" en los primeros meses de 2004 y, en concreto, destaca que la financiación obtenida por los hogares para la adquisición de vivienda se incrementó un 22,7% en enero, frente al crecimiento del 21,8%, hasta los 306.700 millones de euros, mientras que, por el contrario, el crédito para consumo aumentó un 12,6%, aumento inferior al 13,4% del mes anterior. Junto con este incremento de los créditos, los costes de los préstamos concedidos a las familias para adquisición de vivienda y para consumo y otros fines en enero se situaron en el 3,5% y el 6,5%, respectivamente, lo que supone un incremento de 7 y 14 puntos básicos por encima del mes de diciembre.

Por su parte, la financiación recibida por las empresas no financieras se incrementó un 13,7%, resultado del ligero descenso en el crecimiento del volumen de préstamos otorgados por entidades de crédito residentes y de la emisión de valores de renta fija. A la vista del aumento de la financiación al sector privado, el Banco de España afirma que la información correspondiente al mes de febrero muestra un "mantenimiento de los ritmos de expansión" de la deuda de las empresas y las familias.