Bienestar

El sur acorta distancias con Madrid y el noreste

La imaginaria frontera que parte España en dos (el noreste y Madrid a un lado, el sur y suroeste al otro) se difumina año tras año. Las Comunidades Autónomas septentrionales siguen monopolizando los primeros lugares de bienestar social, pero los andaluces, extremeños y castellanomanchegos cada vez tienen menos razones para envidiar a sus vecinos del norte. Son conclusiones que se desprenden del anuario social 2004 elaborado por la Fundación La Caixa, presentado ayer.

'El conjunto de España avanza claramente', sostuvo Josep Vicens, catedrático de Economía Aplicada, quien explicó que las regiones tradicionalmente más desfavorecidas han aprovechado el salto económico para crecer. Pero las distancias persisten por 'razones históricas' que 'no pueden desaparecer de repente', añadió Vicens.

A los españoles les une cada vez más sus niveles de renta, salud y escolarización secundaria. Pero la brecha se ensancha en materias como las infraestructuras viarias (carreteras, autopistas, trenes...), la proporción de inmigrantes y la educación global.

La brecha entre regiones sí crece en materia de infraestructuras

Navarra frecuenta el primer lugar (medido del 10 al 1, siendo el 5 la media española) en los doce componentes que el estudio analiza para fijar el bienestar social: renta, salud, servicios sanitarios, nivel educativo y cultural, oferta educativa y de ocio, empleo, condiciones de trabajo, vivienda y equipamiento del hogar, accesibilidad económica y seguridad vial, convivencia y participación social, seguridad ciudadana, y entorno natural y clima.

El nivel de renta es un ejemplo. Comparte la cabeza con País Vasco (nivel 10). Les siguen Madrid (9), Baleares y Cataluña (8). Por abajo se sitúan los extremeños, con la renta más baja. A continuación están Andalucía (2), Castilla-La Mancha, Galicia (la única no meridional) y Murcia (3). Coincide la distancia porcentual que separa la renta media de ambos extremos de la clasificación: apenas un 18%, que indica que el mito de las dos Españas tiende a diluirse.

El acceso a los servicios sanitarios arroja diferencias sustanciales. Tras examinar conceptos como la tasa de personas con cobertura sanitaria, la del número de camas de hospital y de los servicios de alta tecnología médica, Navarra es la mejor valorada, pero antes de las habituales Cataluña, Madrid y País Vasco se cuelan Aragón y Asturias. Las que consiguen menos puntuación son Castilla-La Mancha y Murcia (3), Andalucía y La Rioja (4).

El estudio no evidencia relación directa entre renta y salud. Para ésta se han tenido en cuenta criterios como las tasas de mortalidad, de enfermedades infecciosas y crónicas o la esperanza de vida. La vida de los españoles es igual de larga sin atender al grado de bienestar. De hecho, en la clasificación global, y tras Navarra (8), Madrid y Cantabria (7) aparecen Castilla-La Mancha y Extremadura (7). Y el penúltimo lugar lo ocupa Baleares (3), justo por encima de Asturias (2). Murcia es la más perjudicada, porque es la cuarta con peor índice de salud y penúltima en cuanto a servicios sanitarios.

Madrid es la comunidad con las mejores condiciones de trabajo (tasa de contratos eventuales, de trabajadores despedidos por regulación de empleo, de cobertura de desempleo...). Murcia y Extremadura están detrás.

El índice de vivienda y equipamiento del hogar (tasa de viviendas en estado ruinoso, con agua corriente, alcantarillado) lo encabeza Navarra, seguido de los habituales Cataluña, Madrid y País Vasco. Lo cierra Galicia, hermanada con el sur en la lucha por saltar el hoyo, que no abismo, que les separa del norte.

Vascos 'online'

El País Vasco es el mejor relacionado con la sociedad de la información: encabeza todas las variantes estudiadas. Los vascos son los que más prensa diaria leen: el 59,3% de los mayores de 14 años lo hace habitualmente. Navarra y Asturias van a continuación. Castilla-La Mancha (22%), Andalucía (27%) y Murcia (30%) ocupan la cola.

En materia de ordenadores también son líderes, tanto en porcentaje de hogares con ordenador (47%) como en el de conectados a Internet (28%). Galicia es la que menos ordenadores tiene (25%), y Castilla-La Mancha la que menos se conecta a la red (7%).

En el 63% de los hogares vascos hay al menos un teléfono móvil. Castellanomanchegos (32%) y gallegos (40%) quedan muy atrás.

Obesidad y pobreza

El índice de masa corporal es una de las 140 nuevas variables que incorpora este año al anuario. La clasificación es casi un calco invertido al de la renta: Extremadura es la comunidad más pobre y la que acumula más obesos (46,4%). Le siguen Andalucía (46%), Galicia (45%) y Castilla-La Mancha (44%). Los más cuidadosos con su peso son los baleares (34%), madrileños (39%), navarros (40%) y vascos (41%). Granada, Badajoz, Córdoba y Lugo son las provincias con más obesos. El sedentarismo es otra de las variantes examinadas. Murcia acumula el mayor porcentaje de alérgicos al ejercicio físico: el 22%. Le siguen Andalucía y Castilla-La Mancha. Los más predispuestos al ejercicio son los riojanos y cántabros (12%) y los vascos (13%).