Audiencia

Libertad bajo fianza para el ejecutivo de Azkoyen que entregó dinero a ETA

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha dejado hoy en libertad bajo fianza de 20.000 euros al ex jefe de administración de la empresa navarra Azkoyen, Jesús Marcos Calahorra, acusado de entregar a ETA en 2001 37 millones de pesetas.

En el auto, el magistrado señala que aunque "la gravedad de los hechos" impondría acordar la prisión provisional, ha decidido dejarle en libertad bajo fianza -que deberá abonar en el plazo de 72 horas para no ingresar en la cárcel- dado su arraigo familiar y personal.

Garzón relata que Calahorra, acusado de un delito de allegamiento de fondos a organización terrorista, entregó el dinero a ETA consciente de su destino y "cumpliendo una orden del Consejo de Administración de Azkoyen manifiestamente ilegal", y añade que los miembros del Consejo "deberán responder" de la responsabilidad "en la que han podido incurrir".