Automoción

La industria de componentes facturó el 6,7% más en 2003

La industria española de componentes automovilísticos facturó el año pasado 26.817 millones de euros, lo que supone un alza 6,7% más que la cifra de negocio obtenida en 2002, informó ayer Sernauto, la patronal de esta actividad industrial. El subsector de los componentes registra un comportamiento parecido al de la fabricación de automóviles en España, que repuntó el 6% en 2003 hasta 2.39 millones de unidades, lo que deja el país como sexto productor mundial.

Del total de la facturación registrada, 13.683 millones fueron producto de las exportaciones de las empresas, el equivalente al 51% del total, con un alza del 5,8% sobre el 2002.

El suministro a los fabricantes nacionales supuso el año pasado una recaudación de 9.919,5 millones de euros (el 37% del total) y un 8% superior al del ejercicio precedente, mientras que los 3.268 millones restantes proceden del mercado de recambio (el 12% del total), con una progresión, respecto a 2002, del 6,6%.

Los fabricantes y distribuidores de componentes están amenazados, como el resto del sector automovilístico, por el riesgo de marcha de la industria a los países del Este, que cuentan con una mano de obra más barata.

Sin embargo, el presidente de Sernauto, José Antonio Jiménez Saceda, aseguró recientemente que el sector está 'bien preparado'. El directivo añadió que a pesar de que esta situación les preocupa, sería peor que 'una empresa que está en lo más alto de la innovación o de la electrónica tomara la decisión de marcharse'.