EEUU

La cautela se impone en Wall Street

La cautela se ha instalado en Wall Street. Después de varias sesiones de altibajos marcadas por el miedo al terrorismo los inversores han optado por la prudencia.

Así, los mercados no pudieron prolongar la fiesta alcista del jueves y la indecisión volvió a ser la nota dominante ayer, característica que ha estado presente toda la semana. La sesión se saldó finalmente con pérdidas. El Nasdaq cayó un 0,36% tras subir el 3% la víspera mientras que el Dow Jones cedió el 0,06% y el S&P 500, el 0,11%.

Las fuertes subidas del jueves respondieron más a un rebote técnico después de dos semanas de caídas que habían llevado a los principales índices a niveles no vistos desde noviembre o diciembre del pasado ejercicio. Los expertos descartan que las alzas marquen el inicio de una nueva etapa alcista aunque abren el camino a próximos rebotes.

Los inversores, con todo, optaron por la cautela. Los resultados económicos publicados ayer dieron una de cal y otra de arena que apenas incentivó a los inversores. El índice de confianza del consumidor de la Universidad de Michigan sorprendió favorablemente al subir hasta 95,8 puntos desde los 95,7 esperados. El ingreso personal aumentó un 0,4% frente al 0,3% previsto mientras que el gasto creció un 0,2% frente al 0,5% estimado.

El balance semanal, sin embargo, resultó positivo. El tirón de la tecnología permitió que el Nasdaq se anotara una ganancia del 1,01%. El Dow Jones (+0,26%) también acumuló alzas aunque el S&P 500 (-0,16%) cedió ligeramente.

La semana que viene traerá importantes referencias económicas como la encuesta de confianza de consumo, el ISM, o el empleo de marzo. Este último indicador es especialmente relevante después del susto que dio el nefasto dato anterior.

SUBE EL 1,82% Merrill Lynch recomienda General Electric

Las recomendaciones favorables facilitaron ciertas ganancias en la sesión. General Electric, en concreto, fue uno de los valores más destacados después de que Merrill Lynch lo incluyera en su lista de empresas preferidas. La firma asegura que se comportará mejor que el mercado. Mckesson (+4,35%) y Cardinal Health (+5,32%) fueron otros protagonistas. Goldman Sachs ayudó a atraer compradores al explicar que ambas compañías están infravaloradas.