Huelga

Italia protagoniza la cuarta huelga general, esta vez por la rebaja de las pensiones

Los sindicatos italianos afirmaron ayer que la huelga general de cuatro horas planteada contra el Gobierno ha sido un éxito y reclamaron al Ejecutivo de Silvio Berlusconi cambios en su estrategia económica y en la reforma del modelo de pensiones.

En una nota conjunta, CGIL, CISL y UIL, que suman más de 10 millones de afiliados, aseguraron que se había producido 'una alta adhesión a la huelga y una fuerte participación en las manifestaciones' que se han desarrollado en todas las provincias del país.

Uno de los ejes de la protesta es el rechazo a la reforma de las pensiones que el Consejo de Ministros llevó a cabo a principios de este año y que implica que desde 2008 un trabajador sólo se podrá jubilar tras 40 años de cotizaciones o bien de 35 siempre que haya cumplido 60 años de edad, frente al sistema actual, que prevé el cobro de la pensión a los 57 años con 35 de contribuciones.

La crítica se extiende al caso de la política económica del Ejecutivo, después de que 2003 se cerrara con un crecimiento del PIB en 2003 del 0,3% y una subida de los precios.