Brecha digital

La ONU busca un modelo de gobierno "participativo" para Internet

El secretario general de la ONU, Kofi Annan, inauguró ayer un foro para debatir la gobernabilidad de Internet, en el que participan 200 representantes de Gobiernos,

empresas privadas y asociaciones civiles. Las conclusiones del encuentro se presentarán en la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información que se celebrará en Túnez en diciembre de 2005.

Annan destacó en su discurso inaugural que una de las prioridades en este foro de dos días es definir qué significa "gobernabilidad en Internet", así como asegurar que los modelos de gestión de este nuevo medio sean "inclusivos y participativos". Recordó también el gran potencial que tiene Internet, no sólo como un instrumento de intercambio y de comunicación humana, sino en el desarrollo social y económico.

Uno de los objetivos durante el foro será tratar de definir el término "gobernabilidad en Internet", así como considerar mecanismos de financiación que ayuden a cerrar la brecha digital entre los países pobres y ricos.

Entre las personalidades que intervendrán en el foro se encuentra el ex presidente costarricense José María Figueres, quien dirige el grupo asesor nombrado por Annan, que tiene como misión elaborar recomendaciones para promover el buen uso de las nuevas tecnologías en los gobiernos. Las conclusiones de este grupo de trabajo se presentarán en la próxima Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información, que se

celebrará en Túnez en diciembre del año próximo.

Figueres resaltó en una rueda de prensa que el foro era un "punto de partida" del proceso para establecer los criterios de gobernabilidad de Internet, pero que había todavía mucho trabajo por realizar. "El foro será un éxito si contribuye a ampliar más el diálogo y si al cabo de las deliberaciones que se produzcan en estos días, tenemos más claros algunos de los temas que están puestos sobre la mesa", destacó.

Figueres resaltó que cada vez la gente depende más de Internet en la obtención de información y que las políticas sobre este nuevo medio no sólo se deben ver desde la perspectiva técnica, sino también desde el punto social y del desarrollo. Internet, según anotó, puede ayudar a mejorar aspectos sociales cruciales como la educación y la sanidad, así como contribuir en la mejora del medio ambiente y en la igualdad de géneros.