Inversión

Invertir con un dólar bajo

Los fondos de renta fija alto rendimiento y las materias primas, valores en alza

Entre la acumulación de acontecimientos de estos últimos días casi ha pasado desapercibido el que los bancos centrales han renovado su 'pacto del oro'. Mediante este acuerdo, 15 bancos centrales europeos se comprometen a limitar a 500 toneladas sus ventas anuales de oro durante los próximos cinco años. El acuerdo anterior, realizado en 1999 y cuya vigencia termina el próximo mes de septiembre, limitaba esa cifra a 400 toneladas.

A diferencia de 1999, cuando el conocimiento de la restricción que se autoimponían los bancos centrales hizo subir el precio de la onza de oro en 50 dólares, esta vez el precio apenas se ha movido, probablemente por ser otro el factor fundamental que ha forzado (o ha coincidido) en los dos últimos años la subida del precio del oro: la depreciación del dólar, y a pesar de estar éste en un momento de recuperada fortaleza. Como parece probable que esta recuperación del dólar, aunque transitoria (pero con un grado de transitoriedad que podría extenderse durante un año o más) podría continuar, no es de esperar que el precio del oro vuelva a subir de momento.

Lo que seguramente sí continuará subiendo, sin embargo, es el precio de las restantes materias primas que ya acumulan en los dos últimos años una revalorización conjunta del 40%. Algunas están mostrando una reacción en precio tan exagerada que, en algunos casos, como el del cobre de elevada pureza, la revalorización asciende a casi el 100% para los últimos 15 meses.

El ciclo alcista de las materias primas se inició hace ya más de cuatro años y su manifestación más visible ha sido la subida de los precios del petróleo que pasó en apenas año y medio de 10 a 30 dólares el barril, situándose, para cuando la última recesión de la economía norteamericana estaba a punto de desencadenarse, en 36 dólares por barril de brent, el mismo nivel en el que estaba hace una semana.

En la parte transcurrida de 2004, los índices de materias primas han subido un 8,5%, algo que no se ha visto repercutir por ahora en la revalorización de los fondos que se distribuyen en España y que invierten en materias primas, oro, energía y recursos naturales (aunque el año pasado cosecharan rentabilidades más que apreciables). En el caso de los que lo hacen en metales preciosos, esa revalorización media no pasa del 2,12% acumulado en 2004, a pesar de que la plata y el platino han continuado la escalada de precios. La revalorización media en 2004 es más elevada, 5,31%, en los fondos que invierten en el sector de la energía o en el de agua, gas y electricidad. Los fondos que invierten en empresas que se dedican a la explotación de recursos naturales tampoco tienen una revalorización media muy llamativa por ahora: un 2,1% acumulado en el año.

En general, las rentabilidades acumuladas en 2004 por las categorías de fondos de renta variable se están volviendo cada vez más volátiles según avanza el año. ¡Quién se hubiera atrevido a decir hace un par de meses, que las rentabilidades de los fondos de renta fija seguirían mostrando una fuerte consistencia en el primer trimestre! Entre ellos, los que invierten en renta fija de elevado rendimiento acumulan rentabilidades medias del 2,34%, el 2,55%; el 2,25% y el 3,16%, según se trate, respectivamente, de los que invierten en euros, en Europa, de manera global o en dólares.

Sin embargo, la preocupación sobre el rendimiento de este tipo de fondos no hace más que aumentar pues el bajo nivel que tienen en este momento los tipos de interés de la deuda pública a medio y largo plazo provoca el que cada vez más inversores institucionales se estén viendo atraídos por los extratipos que proporcionan. Con los consiguientes problemas de exceso de valoración que empiezan ya a detectarse: el diferencial de rentabilidad promedio que están pagando en este momento los bonos de elevado rendimiento en Estados Unidos sobre la deuda del Tesoro norteamericano se ha reducido en los últimos seis meses en más de 150 puntos básicos.

El desdén por el riesgo, característico de todo proceso especulativo, parece estar empezándose a poner aquí claramente de manifiesto. Si se observa el gráfico de mayor tamaño en esta misma página se puede apreciar que la revalorización de los fondos de renta fija high yield desde mediados de 2002 es espectacular, excepto en el caso de los que invierten en bonos denominados en dólares, donde la depreciación de la divisa contrarresta la subida en precio.

Análisis. El precio de la plata se rebela

¦bull; Aunque el dólar ha retrocedido desde su precio máximo, la plata y el platino han seguido subiendo de precio.

¦bull; La plata está en sus niveles máximos de los últimos seis años. En la anterior ocasión fue Warren Buffett, con su compra anunciada de una fuerte cantidad, quien elevó los precios.

¦bull; La subida, de casi un 20%, del precio de la plata este año, contrasta con la debilidad del precio del oro.

¦bull; Curiosamente, esa subida coincide con una esperada menor demanda, al sustituirse la fotografía tradicional por la digital.