Seguros

Munich Re tuvo pérdidas por vez primera en un siglo el pasado ejercicio

La primera reaseguradora del mundo, Munich Re, cerró en 2003 su peor año. Registró sus primeras pérdidas anuales, de 434 millones de euros, desde el terremoto de San Francisco de 1906, que provocó el pago de cuantiosas indemnizaciones a las que debieron hacer frente las compañías de seguros, respaldadas por las de reaseguros.

Las abultadas provisiones para cubrir la depreciación de sus participadas, especialmente el banco Hypovereinsbank, y la enorme carga fiscal (1.800 millones) han llevado a Munich Re a los números rojos frente a los beneficios de 1.100 millones en 2002. Por el Hypovereins, que perdió 1.800 millones en el último trimestre, tuvo que dotar más de 700 millones.

Los resultados son peores de lo que esperaban los analistas, que contaban con unas pérdidas de 302 millones. Munich Re destacó que el negocio tiene una evolución positiva, si bien, los ingresos por primas apenas crecieron un 1%, hasta 40.400 millones de euros.

Los expertos, no obstante, sí elogiaron el esfuerzo que ha hecho la reaseguradora para rebajar al máximo los gastos. Así, la ratio combinada que mide los ingresos en relación con los costes y reclamaciones, bajó del 99,9% en negocio básico al 96,4% y en reasegurados, mejoró 9,8 puntos, hasta el 96,7%. Y es que Munich Re, como el resto de reaseguradoras, ha aplicado subidas de precios y una política mucho más estricta de cobertura de riesgos tras los atentados del 11-S que provocaron una crisis en el sector de la que aún están saliendo. La sombra del terrorismo en Europa amenaza ahora de nuevo con desestabilizarlo.

Previsiones optimistas

Pese a los malos resultados, Munich Re se muestra optimista en sus previsiones y sigue contando con que ganará 2.000 millones y que aumentará la facturación.

La compañía alemana se ha impuesto un plan de reducción de gastos para ahorrar en torno a 300 millones anuales hasta 2005. Entre sus planes está, además, desinvertir en participadas no estratégicas. Al mismo tiempo, está tratando de reestructurar su filial aseguradora Ergo.