Energía

El petróleo repunta por encima de 33 dólares por el temor a atentados

El precio del crudo volvió a subir ayer y a alcanzar un nuevo máximo anual, fruto de la intención de la OPEP de recortar su producción y el temor a nuevos atentados terroristas. El precio de los contratos para entrega en abril del Petróleo Intermedio de Texas, el de referencia en EE UU, se situó en 37,48 dólares por barril, después de un alza de 0,08 dólares respecto de la sesión anterior.

La cotización de los contratos para abril del petróleo brent bajó en el mercado de Londres y se situó por encima de 33, después del alza de 1,12 dólares por barril que experimentó el lunes.

El valor de los contratos de gasolina para entrega en abril bajó un centavo y quedó en 1,12 dólares el galón (3,78 litros), mientras que los contratos de gasóleo de calefacción para ese mismo mes retrocedieron medio centavo y quedaron a 0,905 dólares por galón.

En su última reunión del 10 de febrero, los países de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) decidieron recortar la producción de crudo en un millón de barriles, a 23,5 millones de barriles diarios, a partir del próximo 1 de abril.

Sin embargo, ante la especulación de que los países productores están produciendo 1,5 millones de barriles diarios por encima de las cuotas, muchos analistas señalaron que era poco probable que aplicaran las cuotas que decidieron.

La razón que dan los analistas es que el cártel de la OPEP quiere mantener las reservas de petróleo mundiales al nivel más bajo posibles, para que los precios no caigan por exceso de oferta, especialmente cuando se entre en la primavera en el hemisferio norte, que los analistas creen será poco fría.

Otro de los factores que continúan influyendo hoy es el temor a que nuevos atentados de la red terrorista Al Qaeda, como los supuestamente perpetrados en Madrid la semana pasada por este grupo terrorista, podrían desestabilizar los suministros de energía. Los expertos en energía temen que pueda haber un atentado contra Arabia Saudí, aliado de EEUU y mayor exportador de petróleo del mundo.