Estados Unidos

El Dow Jones y el Nasdaq entran en pérdidas en el año

El miedo al terrorismo desapareció de un plumazo en Wall Street. Los mercados de EE UU olvidaron la posible implicación de Al Qaeda en la matanza de Madrid y arrancaron al alza, tendencia que mantuvieron toda la jornada después de cuatro sesiones consecutivas de fuertes pérdidas. Los inversores mostraron su confianza en el mercado incluso después de la publicación de unos indicadores económicos mixtos. Así, el Nasdaq ganó un 2,1% y el Dow Jones, un 1,1%.

Hasta ayer las dudas sobre la recuperación económica, fomentadas tras los últimos datos de empleo, marcaron una semana de fuertes ventas que provocó que los principales índices entraran en pérdidas en el año. El Nasdaq, pese al avance de ayer, perdió la referencia de los 2.000 puntos y cae el 0,93% este ejercicio. Al Dow Jones tampoco le sirvió el rebote técnico de ayer y retrocede el 2,05% en 2004.

Las dudas sobre las elevadas valoraciones que han alcanzado los mercados, en especial el sector tecnológico, también motivaron las tomas de beneficios días atrás. En este contexto de agotamiento en las Bolsas se produjo el atentado terrorista en Madrid, incidente que hizo resurgir el fantasma del 11 de septiembre y que aceleró las ventas en Wall Street el jueves. En la sesión de ayer todo cambió. Los inversores olvidaron el terrorismo y se centraron más en las buenas noticias que llegaron al mercado.

Los valores tecnológicos protagonizaron la sesión. En concreto Dell (+3,2%) fue uno de los valores que animó a los mercados después de recibir varias recomendaciones favorables. Altera (+2,6%) también contribuyó a atraer compradores después de confirmar que espera unos beneficios en la banda alta de sus estimaciones. La aseguradora médica Aetna (+5,5%) también animó el día al elevar la previsión de beneficios.

La confianza del consumidor baja al mínimo del año

El indice de confianza del consumidor de la Universidad de Michigan cayó en marzo hasta 94,1 puntos desde 94,4, un dato que no alcanzó las expectativas del mercado, que esperaba un ligero repunte. Los miedos sobre el mercado laboral acentuaron la cautela. Así, el dato que mide las expectativas cayó al mínimo desde octubre de 2003. El déficit por cuenta corriente, sin embargo, cayó inesperadamente en el último trimestre de 2003 hasta 127.500 millones de dólares.