Masacre en Madrid

La fortaleza de EE UU supera al pánico en el mercado de bonos

La fría realidad económica se impuso ayer en el mercado de bonos a la conmoción generada por los atentados de Madrid. El rendimiento ofrecido por los bonos del Tesoro de EE UU con vencimiento a 10 años rebotó ayer desde el nivel más bajo en ocho meses, entre expectativas de que crezca este año al ritmo más fuerte desde 1984.

El mercado comenzó a flojear a finales de la semana pasada cuando los informes de creación de empleo en EE UU resultaron francamente decepcionantes. El presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan, salió el jueves a defender la economía y difundió un mensaje que caló de lleno en los mercados: 'El empleo crecerá más rápido dentro de poco'. Otros indicadores apuntalaron el optimismo. Las ventas minoristas crecieron en febrero un 7,9% y el déficit comercial cayó en el último trimestre de 2003.

En Europa, el rendimiento que tenían que ofrecer los bonos públicos para atraer capitales también se movió a la baja. En el mercado español, los tipos de interés de los títulos de deuda con vencimiento a 10 años fluctuaron ligeramente a la baja y se situaron en el entorno del 3,98%, lo que representa el rendimiento más bajo de los últimos 12 meses. En Alemania y Francia, el tipo de interés también siguió una suave trayectoria a la baja, que situó el rendimiento claramente por debajo del 4%.