Masacre en Madrid

La policía investiga dos filmaciones

Las investigaciones de las fuerzas policiales y de inteligencia están intentando determinar la identidad de los presuntos autores de la colocación de los artefactos explosivos en los trenes de cercanías de Madrid a través de las filmaciones realizadas por las cámaras instaladas en las estaciones de Alcalá de Henares y de Atocha.

Fuentes relacionadas con los investigadores señalaron a Cinco Días ayer que 'existen filmaciones tomadas por las cámaras se seguridad instaladas en las instalaciones de Renfe en esas estaciones que están siendo estudiadas minuciosamente'.

Según esas mismas fuentes, 'las filmaciones tomadas en Alcalá de Henares muestran claramente la imagen de tres individuos de aspecto sospechoso, que cargan mochilas en sus espaldas o en sus brazos'.

Las cintas muestran a tres personas con mochilas en una de las estaciones

Sin embargo, no pudo precisarse si esas tres personas que aparecen en las filmaciones tomadas por las cámaras de Alcalá de Henares son hombres o mujeres, o si las imágenes obtenidas permiten formarse una idea sobre el aspecto físico de los presuntos autores de la masacre provocada por las bombas colocadas el pasado jueves en los trenes de cercanías.

Otra fuente vinculada a las indagaciones de la policía y de la justicia ratificó la existencia de las cintas. De acuerdo con su testimonio, 'las filmaciones en las cuales se está trabajando nos indicarían que ETA podría estar implicada en el atentado'. Al ser consultado sobre las bases en las que sustenta tal afirmación, la fuente no dio ninguna indicación precisa. Simplemente aseguró que 'la investigación trabaja sobre la hipótesis de que ETA está detrás de este atentado'. Una idea que no es compartida por las otras fuentes ligadas a la investigación y que han podido conocer el contenido de esas grabaciones. Según su testimonio, en esas filmaciones aparecen tres personas 'con rasgos árabes'.

La contradicción de las diferentes fuentes sobre el aspecto de los tres individuos que aparecen en las cintas parece estar de acuerdo con las dos líneas de investigación mencionadas por el ministro del Interior, Ángel Acebes.

En su comparecencia de ayer por la tarde ante la prensa, Acebes volvió a reafirmar que las sospechas del Gobierno apuntan principalmente a ETA. Pero en favor de esta tesis, el ministro no ofreció más que razonamientos y suposiciones ligados a la forma de actuar de ETA y a la intención de esta organización de atentar contra la estación de Chamartín en las pasadas Navidades, un hecho denunciado en su día por el Gobierno, que anunció que había abortado esa operación.

Acebes no concedió valor a la carta enviada el jueves por la noche por los terroristas islámicos de Al Qaeda a un diario árabe de Londres, en el que el grupo liderado por Osama Bin Laden reclama la autoría del brutal atentando de Madrid. Sin embargo, el titular de Interior se cuidó de no cerrar las puertas a la posibilidad de que en el atentado haya intervenido un grupo islámico extranjero, aunque no aportó más datos sobre la furgoneta cargada de detonadores de explosivos y de cintas con versos coránicos descubierta en Alcalá de Henares el jueves por personal policial. Ayer, el testimonio ofrecido en TVE por una persona cuya identidad fue resguardada, indicó que la policía retiró la furgoneta entre la una y las dos de la tarde del jueves.

Por otra parte, El Periódico de Cataluña informó ayer que esa furgoneta blanca marca Renault hallada en la calle del Infantado, de Alcalá, muy cerca de la estación de Renfe, habría estado ocupada por tres sospechosos. 'Varias personas aseguraron a la policía que tres individuos encapuchados salieron de esa furgoneta sobre las 7 de la mañana y entraron en la estación de cercanías' de esa localidad, indica la información del periódico catalán.

De tal manera, hay una total coincidencia de las fuentes sobre la existencia de tres sospechosos en Alcalá. Queda por dilucidar la identidad de esas personas, un dato clave para el desarrollo de la investigación.