Cierre

Galler opta por cerrar sus dos factorías españolas

La compañía textil Galler ha optado finalmente por cerrar sus dos factorías españolas y despedir a la totalidad de la plantilla formada por 316 trabajadores. La empresa propiedad del fondo holandés Fenway presentó la semana pasada un expediente de regulación, que finalmente afecta a todos los trabajadores de los centros barceloneses de Sant Boi de Llobregat y Monistrol de Calders.

Sin embargo, el comité de empresa confía en mantener una mínima actividad en la planta de Monistrol, después de haber recibido la oferta de un ex directivo, Carlos Paré. Esta iniciativa podría salvar 35 puestos de trabajo.

Galler, que pasó de liderar un proyecto para instalar una nueva factoría para toda Europa en Valencia en 1995 (cuando formaba parte de la multinacional Courtaulds Textiles), negociará a partir de hoy las indemnizaciones. La dirección ofrece la indemnización mínima de 20 días por año trabajado. Galler presentó suspensión de pagos a mediados de febrero, con unas deudas acumuladas de 10,5 millones.