Tecnología

Las ventas de Getronics Iberia caen un 4%, pero da por zanjada la crisis

El proveedor de tecnologías de la información y las comunicaciones Getronics Iberia facturó el pasado año 260 millones de euros, un 4,05% menos que en 2002. Pese a la cifra, el consejero delegado de la filial española, José Ramón Magarzo, se mostró ayer optimista al desvelar por primera vez los resultados de la firma en España y Portugal. 'Ya no hay dudas sobre la viabilidad de Getronics', dijo.

La compañía a nivel internacional ha saldado, según el directivo, la deuda neta de 319 millones de euros con los que comenzó 2003, tras la compra de Oneglobal. Para ello, Getronics ha vendido alguno de sus activos y ha llevado a cabo una ampliación de capital de 240 millones el pasado febrero.

Los resultados de la firma a nivel internacional se saldaron el pasado año con un beneficio neto de 246 millones, frente a una pérdida de 409 millones en 2002.

Getronics Iberia, que se sitúa en tercer lugar por facturación en Europa (tras Holanda e Italia) y que obtuvo el pasado ejercicio un Ebitda de 12 millones de euros (frente a los 11 de 2002), ha llevado a cabo su propia optimización de costes. Entre otras cosas, la filial ha reducido su plantilla en 311 empleados, hasta los 3.453 actuales.

Magarzo destacó que se ha decidido que España acoja el centro global de desarrollo de software de Getronics, 'que involucra a 2.000 profesionales y desde el que atenderemos a clientes de todo el mundo', y un centro de excelencia en banca minorista y seguros, 'por nuestra experiencia en esos sectores'. La compañía prevé para 2004 un crecimiento plano.