_
_
_
_
_
CincoSentidos

La marca blanca copa el 21% de las ventas de 2003

Reparte la cesta de la compra entre comida (74,6%), bebida (el 10%) y algo de droguería (el 15,4%). Comienza a decantarse por los alimentos envasados (34,6%) frente a los frescos (40%) y prefiere las bebidas refrescantes (de marca conocida) al alcohol porque, para tomar unos vinos opta por ir al bar. Está empezando a sustituir la fruta por los postres lácteos y cuando el calor aprieta se toma una horchata cerca del recién estrenado aire acondicionado. Para el ocio, lo más divertido es ver una película, eso sí, en DVD, ¡el VHS es cosa del pasado!

Según el Anuario ACNielsen 2004, presentado ayer en Madrid, este podría ser el retrato robot del consumidor del pasado año. Un ejercicio en el que los españoles destinaron 47.929 millones de euros a productos básicos para el hogar, un 6,5% más que en 2002. De cada euro gastado, 20 céntimos se destinaron a comprar un artículo de marca blanca. En electrodomésticos, el gasto fue de 6.580 millones de euros, un 14,4% más que en 2002.

Pero ¿se compró más o se compró más caro? Depende. Según el estudio, la alimentación envasada y la droguería crecieron, conjuntamente, el 8,1% y esto se debe a un incremento de las ventas del 4,9% y de los precios un 3,1%. Un ejemplo extremo es el tabaco y el alcohol de alta graduación en los que la evidente caída de su consumo se compensa con la más evidente subida de precios. El ejemplo inverso lo dan los electrodomésticos. La bajada de precios se compensó con las mayores ventas.

El año pasado las ventas de aparatos de aire acondicionado crecieron un 80%

En cuanto a la marca de los artículos, el estudio pone de relieve que los consumidores están perdiendo el miedo a las marcas blancas. Las ventas de artículos comercializados bajo el nombre de las distribuidoras alcanzó los 5.900 millones de euros. Los productos elegidos, droguería y limpieza (el 29,8% es marca blanca), las conservas (35,2%), los congelados (29,7%) y las leches y batidos (26,3%). Según Antonio de Santos, responsable del estudio, en estos resultados hay un fuerte componente social que hace que los artículos que se comparten con otras personas, como las bebidas (sólo el 12,8% del total es marca blanca), sean de marcas conocidas.

En conjunto, las bebidas (sobre todo la horchata y los refrescos isotónicos) y los congelados fueron los artículos que más crecieron el pasado año debido, según De Santos, a la ola de calor de 2003. Las altas temperaturas también tuvieron su impacto en los electrodomésticos. Los aparatos de aire acondicionado aumentaron su peso en toda la gama marrón un 43% haciéndose así con el 13% del sector y sus ventas crecieron un 79,6%. Asimismo, las ventas de reproductores de DVD crecieron un 126,5% y ha dejado el peso del VHS en algo anecdótico.

En cuanto a la hostelería, los bares canalizan el consumo, cada vez menor, de bebidas alcohólicas de más alta graduación y crece la afición por el refresco.

Archivado En

_
_