_
_
_
_
_
Préstamos

La banca española cobra más por los préstamos que la media europea

Los tipos de interés que aplican las entidades financieras españolas a sus clientes difieren bastante de la media europea, según los datos del Banco de España. Penalizan mucho más los descubiertos en cuenta, cobran más por los créditos al consumo y más comisiones, sobre todo a las familias frente a las empresas.

Los bancos españoles aplican tipos de interés más altos a los préstamos al consumo que la media de la zona euro (salvo en los contratados a más de cinco años, que son una minoría) como muestra un informe del Banco de España con datos de 2003 del Banco Central Europeo. Para créditos de uno a cinco años cobran una media del 7,46% frente al 6,91% de promedio europeo, al margen de las comisiones.

La brecha llega hasta un diferencial máximo de 0,70 puntos. Los motivos no son fácilmente explicables por la heterogeneidad de los préstamos, según el informe. Aunque apunta que uno de los elementos que determina el coste de un crédito es la existencia de garantías para respaldarlos.

Las comisiones también son más altas en España. Pesan en una TAE de un préstamo al consumo en torno a 0,70 puntos, aunque las diferencias entre países son muy extremas.

Los bancos españoles ofrecen, en general, mejores precios a las empresas que a los hogares, con una diferencia de hasta cuatro puntos, según los datos de la nueva estadística europea.

En cambio, las hipotecas que están ofreciendo ahora las entidades españolas (el 67% de los préstamos totales) son más baratas que la media en la UE, con una diferencia de 0,28 puntos.

En los descubiertos en cuenta se da la mayor brecha. La banca española los penaliza con un 13% frente al 9,84% de media europea. Esto se explica porque en otros países se usa como una fórmula más para financiar pagos, algo nada habitual en España. Estos descubiertos acumulan 681 millones de euros de media mensual.

Hipotecas. Las entidades endurecen las condiciones de contratación

Por quinto trimestre consecutivo los bancos españoles endurecieron en los últimos tres meses de 2003 la contratación de los créditos hipotecarios, según los datos de la encuesta de préstamos del BCE.El mercado español sigue diferenciándose por el elevado peso de las hipotecas a tipo variable y el uso generalizado de las referencias a corto plazo, por tramos, según el informe del Banco de España sobre tipos de interés. Las hipotecas contratadas en 2003 registraron una media mensual de 8.599 millones, frente a los 2.926 millones de préstamos al consumo.En los depósitos los tipos de la banca española son ligeramente más bajos que la media de la zona euro: entre el 0,75% de los depósitos a la vista y el 2,17% de los que están a plazo.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_