Europa

Los mercados prolongan otro mes de recuperación

Las ganancias leves fueron la nota dominante en la última sesión bursátil de febrero. Las empresas exportadoras y algunos de los sectores más sensibles a las fluctuaciones del euro como la automoción tiraron de los mercados después de que la moneda única se situara en 1,249, el nivel más bajo de las últimas cuatro semanas. Unos avances que permitieron que los mercados prolongaran la recuperación.

El Euro Stoxx, en concreto, subió un 0,33% ayer y cerró febrero con un alza del 1,9%, lo que supuso el quinto avance mensual consecutivo. En el resto de la región las ganancias también fueron la nota dominante, a excepción del Dax que sufrió una caída mensual del 0,99%.

Los datos económicos conocidos al otro lado del Atlántico contribuyeron a las alzas de ayer ante la expectativa de que los beneficios empresariales continúen dando alegrías. La semana, con todo, ha estado caracterizada por un comportamiento bastante plano y los inversores se han tomado un respiro para digerir las fuertes alzas que acumulan los mercados desde los mínimos de marzo de 2003.

Noticias como los planes de reestructuración o la apuesta por el dividendo de RWE contribuyeron al optimismo del día. El sector eléctrico se benefició con un alza del 1,75%. En la semana el sector de energía (+2,74%) y las eléctricas (+2,1%) fueron los ganadores mientras que la aseguradoras (-2,12%) y telecos (-1,26%) estuvieron en el polo opuesto.

La semana que viene estará cargada de referencias económicas. La reunión del Banco Central Europeo el jueves será una de las citas más esperadas y aunque la mayoría de los expertos descarta un recorte de tipos de interés no faltan quienes temen que la autoridad monetaria mueva ficha para frenar la fortaleza del euro.

Volkswagen, la peor del Euro Stoxx 50 en el año

La caída del euro esta semana apenas ha beneficiado a Volkswagen. La alemana cayó un 0,26% y en el año acumula ya una caída del 14,11% que le convierte en la peor empresa del Euro Stoxx 50. La compañía ha reconocido que acelerará los recortes de costes ya que no espera una recuperación de la demanda. La caída del 20% que sufrió el dólar frente al euro supuso una importante merma en los ingresos de la compañía por lo que se ve obligada a tomar medidas.