Rusia

Putin se perfila como indiscutible favorito en las elecciones rusas

El candidato 'número uno' a las elecciones presidenciales rusas, el actual presidente interino, Vladimir Putin, no necesita mítines, actos populares ni grandes carteles con su rostro, a imagen y semejanza de los procesos electorales europeos o americanos. De hecho, ha prescindido también del espacio electoral gratuito que, por ley, corresponde a cada aspirante.

Tampoco se desvive en promesas ni acusaciones, porque sólo su rostro en televisión moviliza a las masas, según informa Europa Press.

Vladimir Vladímirovich Putin es, a sus 47 años, el héroe nacional de Rusia. Nació en Leningrado (actual San Petersburgo) en el seno de una familia de clase media-baja. Estudió leyes en la Universidad de Derecho de Leningrado, donde recibió clases del que más tarde se convertiría en su mentor, Anatoli Sobchak.

En 1975 dio comienzo al periodo más oscuro de su pasado tras ser reclutado por el KGB, los servicios secretos soviéticos. De su experiencia como espía, sólo ha trascendido que trabajó en Alemania del Este, aunque se ignora su labor.

En 1990, pasó a dedicarse a la política de la mano de Sobchak, ya alcalde de San Petersburgo, y se encargó de las relaciones internacionales del gabinete municipal. Trabajó estrechamente con uno de los promotores de las privatizaciones en Rusia, el político y empresario Anatoli Chubais. Convencido liberal, fue nombrado vicealcalde años después y preparó la campaña del partido progubernamental Nuestra Casa Rusia. También dirigió el proceso para la reelección de Sobchak, pero la derrota de éste le llevó a dimitir.

De San Petersburgo a Moscú sólo hubo un paso. Bajo las órdenes de Boris Yeltsin fue 'número dos' de la administración de bienes de la presidencia, director del Servicio Federal de Seguridad y primer ministro. Según la última encuesta, el 53% de la población pretende apoyar a Putin en las urnas. Para despertar semejante simpatía sólo ha necesitado declarar la guerra contra un pueblo detestado por los rusos, exacerbando el patriotismo, y aludir a los valores tradicionales de Rusia: la patria, la iglesia ortodoxa, y el arsenal nuclear.

Una votación que dura dos semanas

Ayer comenzaron las votaciones en la región de Jabárovsk, en el Extremo Oriente ruso, para los ciudadanos que por alguna razón no podrán acudir a las urnas el 14 de marzo, día en el que se celebrarán los comicios presidenciales de Rusia. Valentina Saváeva, presidenta adjunta de la Comisión Electoral de Jábarovsk informó que helicópteros Mi-8 con urnas y papeletas se desplazaron a la localidad de Ojotsk, en el noreste, donde trabajan pastores de renos y técnicos de estaciones meteorológicas. Durante los próximos ocho días, estos helicópteros visitarán faros, instalaciones militares y estaciones de radar en zonas de difícil acceso a lo largo del litoral.