æscaron;ltima

Hewlett-Packard y la Universidad de Valencia informatizan el fútbol

Saber el número de kilómetros que puede correr un jugador de fútbol en una temporada es algo que influye de forma decisiva en su rendimiento a lo largo de la misma. Lo sabe bien Paco Ayestarán, preparador físico del Valencia CF, que entrena con la ayuda de un programa de ordenador. En cada partido que el Valencia disputa en Mestalla, ocho vídeocámaras situadas en el campo hacen un seguimiento de todos los jugadores y ofrecen datos físicos, tácticos y técnicos, como distancias recorridas y velocidades, o lugares donde se dan los pases y se producen las recuperaciones. Es el conocido como sistema Amico, de origen francés, que fue utilizado por primera vez por el Manchester United y que aún no está generalizado en el fútbol de élite, pese a sus demostradas ventajas.

La Universidad de Valencia y Hewlett-Packard (HP) quieren mejorar aún más el rendimiento de los jugadores valencianistas mediante un sistema informático capaz de procesar toda esa información que ahora captan las cámaras o el propio preparador físico desde el banquillo y diseñar los entrenamientos más adecuados para cada jugador y para toda la plantilla. HP, la universidad y el club valencianista firmaron ayer un acuerdo para desarrollar este programa. Según Paco Ayestarán, 'se trata de hacer un análisis de todas las variables que surgen en un partido para obtener comparativas rápidas de jugadores, de temporadas o de cada jugador en su puesto determinado y, de esta forma, saber si el proceso de entrenamiento produce el efecto que se busca'.

El sistema será desarrollado por ingenieros del Instituto de Robótica de la Universidad de Valencia, mientras HP aportará la tecnología para la investigación. La intención es crear un programa para uso exclusivo del Valencia CF, pero no se descarta su comercialización, dado el interés que la introducción de la informática ha despertado en el mundo de la preparación física.

Ocho videocámaras situadas en el campo hacen un seguimiento del equipo y ofrecen datos físicos, tácticos y técnicos al ordenador

Según el vicerrector de Tecnologías de la Información y la Comunicación de la Universidad de Valencia, Vicente Cerverón, con el sistema que se está investigando se quiere 'convertir la información en conocimiento y optimizar la preparación física, técnica y táctica del equipo', al transformar datos no automatizados en claves para un mejor entrenamiento.

Parte del secreto del éxito del Valencia Club de Fútbol cuando ganó la Liga hace dos años fue llegar al final de la temporada en mejor estado de forma que el resto de los aspirantes. Las burlas y críticas que el entrenador, Rafa Benítez, sufrió por sus famosas rotaciones -hacer descansar a todos los futbolistas, incluidos los imprescindibles, cada cierto número de partidos y por turnos- se convirtieron en elogios, y hoy son imprescindibles en cualquier equipo que juegue varias competiciones. Aquellas rotaciones eran resultado, en buena medida, de lo que decía el ordenador de Ayestarán. Benítez y Ayestarán llevan muchos años trabajando juntos y desarrollando métodos científicos de entrenamiento, de los que incluso han editado vídeos formativos.