Encuesta

Más gasto en despidos que en formación

Los empresarios gastan en indemnizaciones por despido casi el triple que en formación para sus trabajadores. El gasto medio por despido y por trabajador en 2002 fue de 178,41 euros (teniendo en cuenta todas las plantillas, no sólo los trabajadores despedidos) frente a los 69,35 euros de gasto en formación.

Aunque si se considera el peso de estos conceptos en el coste laboral total, en ambos casos es muy poco significativo ya que las indemnizaciones por despido representan el 0,8% del total

Esta es una de las conclusiones de la Encuesta Anual de Coste Laboral correspondiente a 2002 elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que analiza la evolución de todos los costes que los empresarios tienen por sus trabajadores. La mayoría de dicho coste lo conforman los sueldos y salarios que representan el 73,26% del total del coste laboral, mientras que el 22,85% se destina a pagar las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social.

El 3,89% restante se reparte en otros gastos. Dentro de éstos, los empresarios dedican la mayor parte del dinero a las prestaciones directas a sus trabajadores (como mejoras en la baja por enfermedad o maternal), en lo que se gastan el 26,54% del apartado de otros gastos. En estas prestaciones los empresarios emplearon una media de 240,30 euros por trabajador en el año 2002.

A gastos de transporte y a aquellos de carácter social, los empresarios destinaron 17,51 y 16,06 euros, respectivamente.

En ese año los empresarios pagaron un 3,9% más que en 2001 por costes laborales en general. Tras este incremento el coste laboral bruto por trabajador fue 23.365,49, si bien debe restarse una media de 203,13 euros en concepto de subvenciones.

De esta manera, el coste neto anual alcanzó los 23.162,36 euros (lo que es equiparable al salario medio bruto incluidas las cotizaciones que el empresario paga por el trabajador a lo largo del año).