Sevilla

Cinco empresas inician la fusión de auxiliares aeronáuticas andaluzas

Las auxiliares andaluzas del sector aeronáutico empiezan a tomarse en serio la opción de unirse para no dejar escapar los grandes contratos del A-400M y el A-380. Las fusiones locales arrancan con la integración de cinco empresas en el grupo Sevilla Control, que prevé facturar el próximo año unos 30 millones. Estar a la altura del negocio que se abre le costará a la nueva compañía unas inversiones de 42 millones de euros.

EADS, fuentes sindicales, empresariales y de la propia Junta ya lanzaron en su día la voz de alarma: el sector auxiliar andaluz es muy débil y corre el riesgo de no aprovechar los grandes proyectos que captará Andalucía. Pero el sector empieza a reaccionar. Sevilla Control es el fruto de la unión de la empresa de este mismo nombre con Aeroestructuras Sevilla, Aeroestructuras Cádiz, AyG Sevilla y Tecaer Sevilla. Nace como proveedor a riesgo en los grandes proyectos que captarán las plantas andaluzas de EADS, con una previsión de facturación para 2005 de 30 millones de euros. Esta cifra de negocio supone duplicar en un año la actual facturación de tres de las cinco sociedades, ya que dos de ellas son de muy reciente creación.

Según explicaron los responsables de las empresas, el grupo trasladará todas sus instalaciones a Aerópolis, el parque aeronáutico promovido por la Junta en Sevilla, donde ha reservado una parcela de 73.000 metros cuadrados. En el traslado se invertirán 30 millones de euros, a los que hay que sumar otros 12 millones para desarrollo a corto y medio plazo.

El grupo, al que se unirá una sexta empresa, en proceso de creación, dispondrá de una plantilla total de 300 personas y se encargará del proceso completo de fabricación de piezas aeronáuticas, desde el diseño hasta la entrega final, con diseño y fabricación de útiles, integración y apoyos logísticos incluidos. Esta actividad integral y diversificada beneficiará a la empresa de cara al ensamblaje del A-400M, que se efectuará en las instalaciones sevillanas de EADS.

'Es un grupo de empresas que cumplen las condiciones que pretendíamos para poder abordar el desafío del proyecto aeronáutico en Andalucía, empresas que desde su agrupamiento suponen un crecimiento de tamaño suficiente como para poder abordar cualquiera de las subcontrataciones que puedan producirse en el entorno aeronáutico andaluz, ya sean de proyectos del A-400M o de otros proyectos que se vayan desarrollando', manifestó el consejero de Empleo y Desarrollo Tecnológico, José Antonio Viera. Por ello, la Junta ha comprometido su apoyo financiero y el del futuro fondo aeronáutico de 96 millones.

El desafío para estar a la altura de los grandes contratos

Para invertir Las empresas familiares de la patronal andaluza CEA apuntaron ayer al sector aeronáutico como 'una buena salida para crecer'.

Estudios Entidades como el Instituto de Desarrollo Regional (IDR), de la Universidad de Sevilla, estudian cómo relanzar el sector auxiliar.

Ayuda pública Además de los programas de apoyo de la Junta, el Gobierno ha anunciado un acuerdo con el sector para la consolidación de la actividad aeronáutica española.

Otras operaciones SK-10 pretende ejercer una opción de compra sobre TGA Aeroestructuras, que está en quiebra.