Tipos de interés

De Guindos cree que la volatilidad del euro mantendrá los tipos inalterados hasta 2005

El Banco Central Europeo se reúne hoy y, previsiblemente, no acometerá cambio alguno en el precio del dinero. A pocas horas de conocer el resultado de la entidad encargada de política monetaria en la zona, el secretario de Estado de Economía español, Luis de Guindos, ha aventurado que la esperada subida de los tipos de interés no se producirá hasta 2005, debido a la apreciación de la moneda única y sus vaivenes.

De Guindos, que pronunció una conferencia ante directivos de empresas sobre Situación y perspectivas

de la economía española, señaló que las expectativas sobre un alza de medio punto a mediados de 2004 se han disipado y los mercados no la anticipan. No obstante, apuntó que a largo plazo sí se producirá, y subrayó que la recuperación económica internacional vivirá un momento delicado cuando haya que retirar las ayudas a la demanda, ya que "ni Estados Unidos ni Europa puede tener unos tipos tan reducidos como los actuales". "Este momento delicado no va a pasar en 2004, sino más bien en 2005", concretó.

Según el secretario de Estado, la economía mejoró en 2003, principalmente en Estados Unidos, Japón, algunos mercados emergentes y, con menor intensidad, en la UE, donde la demanda interna sigue creciendo a tasas muy débiles. Pese a la recuperación, advirtió que la depreciación del dólar siempre genera incertidumbres en Europa y provoca una pérdida de competitividad de las exportaciones, aunque reconoció que la apreciación del euro ha sido positiva para moderar la inflación y compensar la subida del precio del petróleo. Sin embargo, tal y como ha anunciado hoy Eurostat, las ventas de productos al exterior procedentes de la eurozona y de la Unión cayeron un 3 y un 2%, respectivamente, el año pasado.

Respecto del PIB español, reiteró el optimismo del Gobierno a corto plazo, ya que los indicadores de enero apuntan a que continúa la aceleración en el primer trimestre, convergiendo hacia un nivel próximo al 3%, al tiempo que la inflación seguirá bajando. En cualquier caso, vinculó la consolidación de esos niveles (3%) en todo el año a la posibilidad de que Europa crezca entre el 1,5 y el 2%.

Se refirió también el político a la propuesta realizada por Alemania, Francia y Reino Unido ayer en su cumbre tripartita de Berlín de crear una vicepresidencia económica europea y afirmó que, independientemente de las reuniones producidas, España tiene que desempeñar una labor importante en la UE y cada vez deberá hacer más aportaciones a la hora de establecer la política económica en el ámbito europeo. "Tenemos algunos plumazos de las recetas necesarias", añadió.