INE

El coste salarial moderó su crecimiento en 2002, al subir un 3,9%

El coste laboral medio anual por trabajador se situó en 2002 en 23.162,36 euros, lo que supone un incremento del 3,9% sobre el mismo periodo del año anterior, según los datos de la Encuesta Anual de Coste Laboral elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE). El dato confirma que durante ese ejercicio se moderaron en siete décimas, ya que en 2001 el coste salarial se incrementó en un 4,6%.

Los costes laborales crecieron en 2002, pero menos que el año anterior. Sumando el salario bruto al resto de componentes del gasto, en 2002 el coste laboral por trabajador totalizó 23.365,49 euros. Si se deducen los 203,13 euros recibidos de las Administraciones Públicas en concepto de subvenciones, el coste neto anual por trabajador se situó en 23.162,36 euros, un 3,9% más que en 2001, ejercicio en el que aumentó un 4,6%.

Entre las partidas que componen el coste bruto, la de sueldos y salarios arrojó una media anual de 17.118,36 euros. Las cotizaciones a la Seguridad Social totalizaron 5.338,74 euros. Sumadas, constituyeron el 96,1% del gasto en salarios, mientras que el resto de las componentes representaron sólo el 3,9% del total bruto.

Por sectores de actividad, el mayor coste salarial es el de la Industria, con un total neto por trabajador y año de 26.421,70 euros (un 4,7% más que en 2001), seguido de los Servicios, con 22.408,33 euros y un crecimiento del 3,9%, y de la Construcción con 21.374,62 euros (un 3,6% más). Por comunidades autónomas, los costes laborales más elevados corresponden a Madrid (27.529,14 euros por trabajador y año), seguido del País Vasco (26.905,91) y Navarra (25.445,30). En el polo opuesto se situaron Extremadura, con 18.791,31 euros; Murcia, con 18.878,61; y Castilla-La Mancha, con 19.446,80 euros por trabajador y año.