CincoSentidos

Así será la oficina del futuro

Las nuevas oficinas de la multinacional NCR en Dundee (Escocia) apenas tienen tabiques interiores. Numerosas ventanas iluminan los espacios con luz natural. El verde y el azul brillante han desterrado la ausencia de color que imperaba en el antiguo edificio de la empresa. Pantallas móviles, mobiliario flexible, proyectores, pizarras inteligentes que vuelcan las ideas en la red y conexiones inalámbricas en todas las esquinas permiten a los empleados trabajar dónde y como quieran.

Las nuevas instalaciones de NCR, diseñadas por la multinacional estadounidense Steelcase, son el resultado de la apuesta por un nuevo concepto: la oficina inspiradora. Sus creadores están convencidos de que en un futuro próximo todos los lugares de trabajo serán así.

'Venimos de una cultura en la que el espacio tenía que reflejar la jerarquía. Ahora lo que se busca es diseñar espacios que favorezcan las conexiones y que estimulen, porque hemos aprendido que se puede mejorar el rendimiento de las personas mejorando el entorno de trabajo', explican Catherine Gall y Puy López Velasco, de AF Steelcase.

En esos modelos de oficina, que la compañía ha plasmado en España al participar en proyectos como las nuevas instalaciones de la consultora Deloitte, los empleados no tienen puestos fijos, pueden trabajar en casa o en la oficina, se conectan en cualquier esquina del edificio y combinan la posibilidad de concentrase en puestos individuales con la de trabajar en equipo y relacionarse en zonas comunes, ya sean cafeterías, gimnasios o piscinas. 'El trabajo ininterrumpido es contraproducente. Nadie puede trabajar de forma permanente de nueve a cinco', señalan en AF Steelcase para justificar los metros dedicados a estos espacios lúdicos.

La libertad es un concepto que también ha tenido en cuenta la multinacional Siemens a la hora de redistribuir sus oficinas de La Haya (Holanda). Por un lado, los directivos de esta compañía querían fomentar la comunicación entre las distintas unidades de negocio. Por otro, la obsesión de los empleados era reducir la falta de concentración y las molestias causadas por el ruido de sus compañeros de trabajo. Con estas dos sugerencias, se creó un nuevo espacio de trabajo mediante mesas de trabajo flexibles, con el fin de que todos los profesionales pudieran trabajar donde quisieran, a la vez que fomentaban la relación entre los distintos departamentos. Los trabajadores no saben al lado de quién se van a sentar cada día. Para facilitar a los empleados que puedan trabajar desde cualquier lugar de la oficina o desde su propia casa, Siemens digitalizó sus archivos. Con esta flexibilidad, se ha conseguido, cuenta el presidente de AF Steelcase en España, Alejandro Pociña, que el espacio se vea menos como una oficina y más como una casa.

Pricewaterhousecoopers entendió también que el empleado y el cliente han de sentirse como en casa. Cuando se entra en la nueva oficina de Belfast, el personal se registra con un sistema de pantallas táctiles que muestra un plano electrónico de la planta. A través de este sistema, se asigna un espacio para todo el día, con su propio número de teléfono y conexiones informáticas. Los puestos de trabajo están situados en un entorno abierto con muy pocas divisiones, lo que favorece el contacto visual y el trabajo en equipo.

Trabajar en un mundo inalámbrico

Blue Space

Sentarse en una oficina que permite al usuario el control de su entorno físico y virtual. Ajustar con un dedo la temperatura, la humedad, la corriente de aire o la iluminación. Proyectar la información en paredes, suelos o techos y activarla de forma táctil. Todo esto es lo que ofrece Bluespace, el prototipo de oficina que ha diseñado IBM y AF Steelcase y que se comercializará próximamente.

Ear Ring

En las oficinas del futuro dejarán de oírse los estridentes sonidos de los teléfonos. Los terminales serán tan ligeros que podrán llevarse colocados en la oreja. Se conectarán con la red central y con las agendas personales.

E-quill

Se acabó la penosa tarea de transmitir las notas manuscritas al ordenador. Los expertos aseguran que en pocos años todos dispondremos de un e-quill, un bolígrafo que transmite las notas al ordenador.

Pantalla tube

Los nuevos ordenadores reconocerán la voz. Además, la pantalla LCD de cristal líquido será flexible: se convertirá en un tubo enrollado para transportarla y en un cuadrado para trabajar.

Adiós a los tonos grises y vainillas

Se impone la luminosidad. Los colores grises y los tonos vainillas quedan desterrados de la decoración de las oficinas. Se buscan colores, dice un estudio elaborado por Ofitec, el Salón Internacional del Mueble de Oficina, que se celebrará entre el 24 y 28 de febrero en Madrid, que aporten luz por sí solos, como los naranjas, rojos y amarillos para dar mayor sensación de espacio.

El color, cuenta el presidente de AF Steelcase, es definitivos para crear ambiente. Si se trata de discutir proyectos en equipo nada como los amarillos y rojos. Si se trata de un trabajo que requiere concentración, hay que inclinarse por los verdes o los azules. Ni que decir que el blanco queda prohibido. En cuanto a la luz, la tendencia es combinar tubos halógenos con focos.