Resultados

Cacsa reduce pérdidas un 40% gracias a L'Oceanogràfic

La empresa pública Ciudad de las Artes y las Ciencias (Cacsa), que construye y explota el complejo de ocio del mismo nombre en Valencia, redujo sus pérdidas en torno a un 40% en 2003, gracias a la puesta en marcha hace ahora un año de L'Oceanogràfic, el mayor parque marino de Europa. Según el director general de Cacsa, José Manuel Aguilar, la empresa tuvo pérdidas de más de 30 millones de euros -no hay datos definitivos-, frente a los 53,76 millones de 2002.

Aguilar atribuyó esta positiva evolución a los 'excelentes resultados' de L'Oceanogràfic, que en 10 meses de actividad superó los dos millones de visitantes y los 27,7 millones de facturación. El beneficio fue de más de cinco millones, una vez descontada la comisión de la empresa gestora, Parques Reunidos.

Según José Manuel Aguilar, Cacsa estuvo cerca del equilibrio en los resultados de explotación, aunque las fuertes amortizaciones y los gastos financieros derivados, respectivamente, de las inversiones y la deuda -más de 800 millones en ambos casos- situaron las pérdidas por encima de 30 millones.

Por otro lado, el grupo de ocio Parques Reunidos registró en el primer trimestre de su ejercicio fiscal -cerrado el 31 de diciembre- una pérdida neta de 5,3 millones, lo que supone triplicar la pérdida de 1,6 millones alcanzada en el mismo periodo del ejercicio precedente. La empresa justifica el aumento del 233% de las pérdidas a la modificación del criterio de periodificación de gastos dentro del ejercicio. Los ingresos se estancaron en 7,604 millones, frente a los 7,605 millones del año pasado.