Desinversión

La Caixa venderá este verano su 3,8% en Deutsche Bank por 1.507 millones de euros

La Caixa ha decidido vender su participación del 3,8% en Deutsche Bank durante el próximo verano, según publica hoy el diario El País citando fuentes financieras. La participación está valorada en unos 1.507 millones de euros, cerca de un 6% más que cuando la caja la compró en 1999, así que su venta le supondrá unas plusvalías de 90 millones de euros.

La Caixa busca comprador para el 3,8% que controla en Deutsche Bank, según informa hoy El País citando fuentes financieras. La revisión de las participaciones industriales de la caja, tendría que ver básicamente con las exigencias de la nueva contabilidad internacional. Las nuevas reglas requirirán a las compañías tener una participación del 20% o ejercer un control signicativo en su gestión para que pueda contabilizar parte de los beneficios de su participada.

El paquete accionarial que la primera caja española controla en el banco alemán vale ya 1.507 millones de euros, un 6% más que el coste de compra en 1999, de modo que la venta le permitirá realizar una importante plusvalía de más de 90 millones de euros. La decisión no es una sorpresa. Un alto directivo de la caja explicaba hace unas semanas que tras el nuevo rumbo de La Caixa, centrado en una cartera de participaciones más vinculada a Cataluña y en la que se persigue 'una concentración y profundización en la zona de influencia de la entidad', según lo definió su presidente, Ricardo Fornesa, la intención es vender este porcentaje 'cuando suba más en Bolsa'.

Inversión que deja de ser 'estratégica'

La Caixa entró en el capital del Deutsche Bank en octubre de 1999 como tercer accionista de referencia por el "gran potencial de crecimiento del banco". La compra del 2,6% del banco alemán supuso entonces la puerta para la expansión europea de la caja catalana. Poco a poco fue incrementando ese porcentaje inicial hasta situarlo en el 4% en 2001. La crisis financiera llevó reducirla al 3,6% justo al año siguiente, en 2002. La incipiente recuperación de los mercados y de la confianza tras los atentados del 11-S y la guerra en Irak llevó a la entidad, ahora ya presdidida por Ricardo Fornesa, a comprar otro 0,2% del Deutsche, hasta completar el 3,8% actual de su capital.

En menos de nueve meses al frente de La Caixa, Fornesa ha conseguido dar un giro al modelo de la primera caja de ahorros española. Tras cerrar 2003 con un beneficio atribuible de 840 millones de euros, el 23,1% más, el consejo de la entidad catalana aprobó en enero de este año un nuevo plan estratégico que abarca los ejercicios de 2004 a 2006. Este plan supone un claro refuerzo de La Caixa hacia fines sociales, origen de la creación de las cajas de ahorros, y la recomposición de su cartera industrial valorada en 12.890 millones de euros. El objetivo de concentrarse en los sectores considerados estratégicos y en aquellas empresas donde se mantiene una posición de fortaleza e influencia lleva a La Caixa a buscar comprador para el paquete que mantiene en la entidad alemana.