Informática

Care Technologies crea un software que ahorra trabajo a los programadores

La empresa alicantina Care Technologies y la Universidad Politécnica de Valencia han desarrollado un programa que realiza hasta el 70% de la tarea de los programadores informáticos. Ya tiene oficinas de ventas en Estados Unidos y Alemania.

Un programa que programa. Así definen sus creadores el programa Olivanova Model Execution System, un sistema de programación completamente automático que asume todo el trabajo tedioso de los informáticos y deja en manos de las personas únicamente las tareas creativas.

El software fue ideado en el departamento de Sistemas Informáticos y Computación de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), que dirige âscar Pastor. El desarrollo ha llevado ocho años y medio millón de horas de ingeniería, que han dado como resultado un proceso en el cual el cliente describe al informático sus necesidades y éste las introduce en el programa en lenguaje UML (Unified Modeling Language). A partir de ahí, es el programa el que transforma las instrucciones en software, ahorrando al informático 'la tarea más tediosa y redundante', según âscar Pastor, que es convertir el modelo en lenguajes de líneas de código, tales como Java o Visual Basic.

Según âscar Pastor, 'en la programación existen las fases de análisis, diseño e implementación y este programa realiza la segunda y la tercera, de manera que se ahorra entre el 60% y el 70% del tiempo de producción'.

Una vez comprobado el funcionamiento del programa, la UPV firmó un convenio con el grupo CHG -una promotora con negocios hoteleros, informáticos, industriales y de consultoría-, para desarrollar el programa en una empresa. Así nació Care Technologies, con sede en Denia (Alicante), que tiene una pequeña participación del equipo que dirige âscar Pastor en la UPV. La empresa ha patentado el programa en Estados Unidos y ya cuenta con dos delegaciones en el extranjero, en San Francisco y Múnich, para comercializarlo en Silicon Valley y en Alemania, los dos núcleos de la informática en Estados Unidos y Europa. La presentación mundial del programa se hizo en Berlín.

Según el gerente de CHG, Emilio Iborra, 'la empresa tiene muchas expectativas, aunque sabemos que será un camino lento y que el primer año tampoco va a ser espectacular'. El objetivo de CHG en España es 'captar 10 o 15 grandes cuentas que pidan el producto a sus cuatro o cinco integradores, que son los que construyen el software y los que al final van a ser nuestros clientes', explica Iborra.

Probado con éxito

Según sus promotores, el programa ha demostrado su efectividad a lo largo de los últimos años en las empresas que pertenecen al grupo CHG, entre las que figura un hotel, una central hidráulica y un bufete fiscal, todas firmas con necesidades distintas.

Además, 'tiene la ventaja de que el margen de error se reduce a una decimoquinta parte, pues prácticamente se elimina el factor del fallo humano, ya que una máquina no comete faltas', según âscar Pastor.