Air France-KLM

Bruselas asegura que la fusión favorecerá a las aerolíneas de bajo coste

Las condiciones impuestas por la Comisión Europea a la fusión de las compañía aéreas francesa Air France y la holandesa KLM "favorecerá el desarrollo de las compañías de bajo coste", según la comisaria de Transportes de la UE, Loyola de Palacio. Tras el §sí§ de la Comisión a esta operación ayer, aunque bajo una serie de condiciones para solventar los problemas existentes desde el punto de vista de la competencia, saldrá la mayor compañía aérea de Europa y una de las más grandes del mundo.

El visto bueno de Bruselas está supeditado al cumplimiento del pacto alcanzado previamente con la Comisión por el que las aerolíneas se comprometen a que la empresa resultante ceda los derechos a sus rivales en 94 franjas horarias de despegue y aterrizaje de su propiedad (47 pares al día). Según De Palacio, el hecho de que "se hayan adoptado las suficientes garantías parta aumentar la competencia de los vuelos europeos favorecerá el desarrollo de las compañías de bajo coste". Asimismo, ha añadido que esta fusión es ¢una etapa importante para la necesaria consolidación del transporte aéreo de envergadura internacional¢.

Por el contrario, EasyJet afirma exactamente lo opuesto. La aerolínea asegura que la fusión, lejos de favorecer a las compañías que ofertan vuelos a bajo coste, creará un "monopolio". El director general de la compañía, Ray Webster, ha lamentado en un comunicado la decisión de Bruselas de dar luz verde a la fusión, por considerarla una "mala noticia para los consumidores y para el sector aéreo europeo en su conjunto".