Admisión

La OMC admite a Irak como observador en plena ola de violencia y rechaza a Irán

Irak fue admitido ayer como observador en la Organización Mundial del Comercio (OMC) en una reunión de su consejo general, que volvió a dar largas al ingreso solicitado por Irán por oposición de EE UU.

La OMC echó de nuevo a andar al asumir sus cargos los embajadores que presidirán durante los próximos 12 meses tanto su consejo general como los distintos grupos de negociación.

El trato dado a Irak, ocupado por las fuerzas de la coalición, contrasta con el nuevo rechazo a Irán, que se aproximó por primera vez a la organización en 1996 y cuya solicitud figura oficialmente desde hace tres años en el orden del día, donde tropieza repetidamente con el veto norteamericano.

La UE, que apoyó la petición iraquí para lograr el estatuto de observador, también defiende la entrada de Irán y Siria. Irak vive la mayor ola de violencia desde que acabó la guerra. En los tres últimos días han muerto asesinados más de 80 personas por sendos ataques terroristas.

Cinco heridos españoles

Ayer, cinco militares españoles resultaron heridos, aunque están fuera de peligro, en un ataque con artefacto explosivo cuando regresaban a Base España en Diwaniya (Irak), según fuentes del Ministerio de Defensa. Los militares son miembros de una patrulla de vigilancia y seguridad de la Brigada Plus Ultra II y fueron atacados con un artefacto explosivo lanzado desde un edificio. Junto a ellos resultó herido un traductor que les acompañaba, Amar Ibrahim Fata, que sufre traumatismo sonoro.

Durante la posguerra han muerto en Irak ya 10 militares españoles.