_
_
_
_
Eléctricas

Iberdrola obtuvo resultados récord en 2003 por la mayor producción

Iberdrola obtuvo el año pasado beneficios ligeramente por encima de los mil millones de euros, según estimaciones realizadas por algunos analistas. Esto supone para la compañía eléctrica un nuevo récord, que se suma al del ejercicio 2002, en el que consiguió 962 millones. El buen año hidráulico ha permitido a la empresa aumentar su producción bruta entre un 17% y un 18%.

El beneficio atribuible de Iberdrola habría alcanzado el año pasado un máximo histórico, al superar los 1.000 millones de euros (se apunta a 1.050 millones), impulsado por el fuerte aumento de su producción hidráulica, según las estimaciones realizadas por los analistas. De acuerdo con estos cálculos, el beneficio neto de la segunda eléctrica española creció por encima del 9% respecto al año anterior.

Este crecimiento se refleja también en los resultados operativos, con un Ebitda estimado en 2.600 millones, más de un 10% sobre 2002; y un Ebit de 1.700 millones, por encima del 8%. La compañía habría obtenido resultados extraordinarios negativos de 169,7 millones.

Según los expertos, la fortaleza de su negocio de generación en España, donde Iberdrola produce casi el 90% del total, permitió compensar la peor evolución de su holding en Latinoamérica, donde sus filiales en Brasil, Bolivia y Chile sufrieron por la depreciación de las monedas locales.

Con los embalses con un alto nivel de reservas, Iberdrola pudo echar mano el año pasado de toda su potencia hidráulica, que supuso un tercio de la producción bruta total de la eléctrica. Además, la compañía que preside Íñigo de Oriol se benefició de la comparación sobre 2002, que fue un año seco. La energía hidráulica es la que soporta los costes más bajos del sistema junto con la nuclear, lo que, sumado al fuerte crecimiento de la demanda eléctrica superior al 6%, convirtieron 2003 en un ejercicio 'altamente rentable para la compañía', según un analista. Las ventas totales de Iberdrola superaron los 9.600 millones de euros, una cantidad ligeramente superior a la del año anterior.

Todos los estudios señalan la puesta en servicio de nuevas unidades de ciclo combinado y de la producción con energías renovables, que creció un 60%. Iberdrola ha puesto en marcha 3.844 megavatios de capacidad desde comienzos de 2002, de los cuales, más de 2.800 MW se pusieron en marcha el año pasado.

La demanda de energía en los mercados de distribución de Iberdrola crecieron un 6,7%, frente al 5,9% de la media del sector, según un informe de Ibersecurities.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_