Ley de Transparencia

Las empresas deben tener web desde hoy

Hace ahora un mes que el vicepresidente primero del Gobierno y ministro de Economía, Rodrigo Rato, dio a conocer una orden ministerial que desarrollaba la Ley de Transparencia y que otorgaba a las compañías un plazo para cumplir con la obligación de disponer de una web corporativa para informar a los inversores. Y el plazo termina hoy.

Tener una página en internet ha dejado de ser, pues, una cuestión de estrategia puramente comercial y se ha convertido en una exigencia de obligado cumplimiento.

Además, la web corporativa debe cumplir una serie de requisitos básico. Se trata de establecer un canal de comunicación e información con los accionistas y, por ello, la página debe contener todas las informaciones de relevancia sobre la estructura de propiedad, de la empresa y de su administración.

La orden encomendaba a la Comisión Nacional del Mercado de Valores la labor de establecer los contenidos mínimos que deberán contener las webs. El organismo que preside Blas Calzada ha hecho sus deberes, aunque de momento se trata de un borrador sometido al comentario de expertos y empresas hasta el día 18. Calzada ha recomendado a las compañías que trabajen en él, al igual que en el borrador de informe de buen gobierno, también a disposición de las empresas y sobre el que pueden basar su primer informe anual.