CincoSentidos

La Amberes de Rubens

Raro es el museo de cierto relieve donde no presuman de tener colgado un rubens o alguna tela de su taller: el prolífico pintor es el más universal de los amberinos. Sin embargo, no nació en Amberes, sino en Siegen, a casi 300 kilómetros de allí. Sólo después de morir su padre, con 12 años, se trasladó a esa ciudad que entonces pertenecía a los Países Bajos españoles. Allí se formó, si bien fue crucial para su carrera el viaje de estudios que hizo por Italia entre 1600 y 1608. A su vuelta abrió taller en Amberes y llegó a convertirse en pintor de corte de los gobernadores españoles. Combinaba su trabajo como pintor, grabador e ilustrador de libros con tareas académicas y diplomáticas; recibió encargos de gran envergadura de las cortes francesa, inglesa y española, y falleció en 1640, a los 63 años.

La casa-taller de Rubens (Rubenshuis), en el Wapper de Amberes (céntrica avenida peatonal), es un lugar de culto para sus devotos desde que fue abierta al público en 1947. Es una mansión patricia espléndida, con patio monumental y jardines, decorada con muebles y cuadros de la época, fiel reflejo de la opulencia de que disfrutaban algunos burgueses en aquel confín del imperio. La Rubenshuis va a exhibir estos días una de las facetas más íntimas del pintor, la del Rubens coleccionista. Sin duda será una de las muestras mollares de la efemérides, junto con la magna exposición que le dedica la ciudad francesa de Lille, con obras llegadas de todas partes del mundo. Génova, la otra capital cultural de 2004, pondrá una suerte de complemento con la muestra La Edad de Rubens, en los apartamentos del Dogo.

La presencia de Rubens en Amberes es envolvente. Después de visitar su casa y el Rubenianum (centro permanente de estudios que presenta este año una base esencial de datos: www.rubensonline.be), habrá que dirigirse a la catedral gótica de Nuestra Señora, donde cuelgan dos pinturas tan enormes de tamaño como de calidad, La erección de la Cruz y El Descendimiento. Claro está que no es el único templo de la ciudad que tiene algún rubens: en las iglesias de Santiago (señorial y magnífica, donde está la tumba del pintor, una visita imprescindible), en la de San Carlos Borromeo o en la de San Pablo también cuelgan cuadros del artista.

Luego están los museos: en el de Bellas Artes (que cuenta con una colección permanente), la exposición Copyright Rubens mostrará la faceta del Rubens grabador, tanto con obras propias como dirigiendo y supervisando los trabajos de taller. Otro aspecto complementario de la personalidad del genio podrá verse en el museo Plantin-Moretus, la casa-imprenta de uno de los impresores más célebres de Flandes, del cual Rubens era amigo, colaborando con él en la ilustración de libros y acudiendo a tertulias en las que peroraban eruditos y humanistas como nuestro Arias Montano (que estaba allí preparando la Biblia Políglota y al que, por cierto, Rubens retrató); en ese ámbito tan sugerente se presenta una reconstrucción de la biblioteca personal del pintor. Otra casa patricia, la Rockoxhuis (perteneciente al alcalde Rockox, amigo y protector de Rubens), se ocupará de un fenómeno singular, y es la inusitada producción de grabados que se hicieron por toda Europa copiando y divulgando las creaciones de Rubens, en una época en la que no se había inventado la fotografía. Rubens a tope, como se ve. Pero sin peligro de empacho: la ciudad del Escalda, con su fascinante y cálido casco viejo, su puerto fluvial de aliento marino, sus ensanches modernistas, su animación cultural y su apuesta por la vanguardia es un caleidoscopio de inagotables sorpresas.

Guía para el viajero

Cómo ir

Lufthansa (902 220 101) ofrece vuelos diarios desde Madrid a Bruselas a partir de 159 euros ida y vuelta. Virgin Express (902 888 459 y www.virgin-express.com) tiene vuelos de bajo coste y directos a Bruselas desde Madrid y Barcelona; Ryanair (www.ryanair. com) ofrece vuelo directo desde Girona a Bruselas por sólo 23 euros el trayecto. En el aeropuerto de Bruselas se puede tomar el tren hasta Amberes. El trayecto dura apenas media hora (billetes en Belgian Railways, www.b-rail.be).alojamiento Algunos touroperadores y hoteles de Amberes ofrecen paquetes turísticos a precios especiales, para todos los bolsillos; información en +32 (0)70 233799 y www.rubens2004.be. También a quienes viajen por libre se les facilita información sobre alojamiento en www.visitantwerpen.be.comer Bizzie Lizzie (Vlaamsekaai 16, 00 323 238 6197) se ha convertido en uno de los locales más afamados de la ciudad por sus especialidades regionales y creativas. Café Chinois (Sint Jorispoort 21, 00 323 2496 508594) es un lugar con ambiente y cocina internacionales.

Información sobre el 'Año Rubens' La página oficial con todos los eventos programados en Amberes es www.rubens2004.be. También la Oficina de Turismo de Bélgica (935 085 990, info@flandes.wtcbarcelona.es) o la Embajada de Bélgica en España (91 5776300) facilitan más información.

Elegante y cómodo es el hotel Firean (Karen Onmsstraat, 6, 00 323 2370260). 137 euros la doble. Asequible y de trato familiar es el bed & breakfast Claude de Buerie (Kart Rogierstraaat 11, 00 323 475299989), 100 euros la doble.