Subidas

La escasez de trigo dispara el precio del pan un 10% en las tres últimas semanas

El precio de una barra de pan ha subido una media del 10% en las tres últimas semanas, unos 5 céntimos para una pistola de 45 o 50 céntimos de euro, según han denunciado diversas fuentes del sector alimentario y organizaciones de consumidores.

El motivo de esta subida vertiginosa es el encarecimiento del trigo panificable por la escasez de este cereal, provocada por la mala cosecha del pasado verano, que resultó afectada por la ola de calor.

La barra de pan, el producto más consumido y que costaba 45 céntimos a principios de año, ha subido por lo general a 50 céntimos; la de 48 a 52 o 53 céntimos; la de 50 a 55 céntimos, y la baguette, el natural y demás panes singulares, de 55 a 60 céntimos (100 de las antiguas pesetas).

Este incremento es más de tres veces el IPC de 2003, que fue un 2,6%, y se suma a las fuertes subidas registradas en el pan y otros productos desde la introducción del euro, en enero de 2002, por efecto del redondeo de precios.

El portavoz de la Confederación de Consumidores y Usuarios, Antonio López, criticó que se trata de 'una subida superior a la inflación que hemos tenido el año pasado y nos parece que, aunque estén liberalizados los precios, es un artículo de muy primerísima necesidad y los precios deberían mantenerse en los límites de la inflación'.

La portavoz de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), Ileana Izverniceanu, manifestó que es 'una subida desproporcionada, que va a afectar a las familias más desfavorecidas'.

Diversos sectores ganaderos y de la industria panificadora pidieron el pasado otoño al Gobierno, y posteriormente a la Comisión Europea, que liberen las reservas comunitarias de cereal para hacer bajar los precios, pero hasta el momento Bruselas no ha hecho nada.

El ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, ha anunciado su intención de interceder ante Bruselas en este sentido, algo que tampoco se ha producido.