Falta de confianza

La subida de los pequeños valores señala que aún hay desconfianza

Nadie duda que la recuperación de las economías está en marcha. El último discurso de Alan Greenspan ha borrado de un plumazo cualquier duda. El presidente de la Reserva Federal ha mantenido los tipos de interés en el 1% actual, pero ha eliminado la coletilla de 'por un considerable periodo'. Para el mercado esto sólo tiene un significado: que habrá subida de precio del dinero.

Las Bolsas llevan tiempo descontando esto. Las buenas perspectivas económicas y empresariales han llevado a los mercados de uno y otro lado del Atlántico a niveles de hace años. Y lo han hecho de la mano de las compañías con mayor peso.

Telefónica ha sido la mayor promotora de la escalada del Ibex. En solitario ha aportado 103 puntos al índice sobre los 169 que ha sumado hasta la fecha. La operadora lleva acumulado un ascenso del 7,56% en el año.

Otros valores han participado en menor medida como Repsol o Iberia, que suben el 5,43% y 17,11%, respectivamente en el mes.

La mayor subida del Ibex la acapara Sogecable, con un avance del 24,55%.

Pero son una vez más las empresas de mediana y pequeña capitalización las que lideran el mercado, con alzas que, en muchos casos, son significativas. Urbas, Tecnocom, Dogi o Natra han incrementado el precio de sus acciones un 41,18%, 34,18%, 30,66%, 26,87%.

La apuesta de los inversores por estos valores ha desatado un mar de dudas, porque la solidez de la Bolsa siempre viene amparada por el liderazgo de los valores de mayor peso y no por aquellos con un alto perfil de riesgo y con una dudosa situación financiera en muchos casos.

El debate se ha abierto entre analistas y expertos. Hay quienes piensan que se trata de un problema de confianza y que, por tanto, la situación tiene que cambiar, y otros que aseguran que no es una situación indicativa.

La preferencia por valores pequeños también se ha producido en el resto de los mercados. El S&P de pequeña y mediana capitalización cotiza en niveles históricos. En los últimos cinco años ha subido más de un 100%, mientras que el S&P de las 500 principales empresas lo ha hecho en un 45%.

Balance: Las mayores apuestas

Líder sin negocio

Urbas, una empresa con dos empleados y que mantiene un importante litigio con Hacienda, es la que lidera el mercado este año. Sube un 41,18% y en 2003 ya se revalorizó un 34,21%.

Suma Un 142% en 10 meses

Tecnocom acumula una revalorización del 142% desde los mínimos de marzo de 2003. Un porcentaje similar al incremento de pérdidas en los últimos nueve meses (140%).

Pérdidas sin reflejo

Sube un 27% en el año. Dogi anunció unas pérdidas el año pasado que después resultaron ser ocho veces superiores, según la auditora Deloitte & Touche.

La opinión de los Analistas

Selección

'El diferencial de descuento por valores que existía entre los valores de mayor capitalización y los de menor se ha estrechado. Es importante ser selectivo y buscar oportunidades en los dos grupos', comenta Jordi Falgueras, de Gaesco. Para el experto el hecho de que el mercado esté subiendo por el apoyo de las grandes compañías 'implica un cambio en la estrategia del inversor'.

Irrelevante

'La Bolsa es Ibex y mercado continuo, pero no small caps, opina Manuel Cabezas, de BNP Paribas. El experto sostiene que el hecho de que las compañías de menor capitalización estén subiendo mucho no es un referente a nivel de mercado en general. 'No me da ninguna pista, no me aporta ningún elemento subjetivo', asegura. Cabezas lo considera más una situación estructural que coyuntural.

Perfil

La clave está en el perfil del inversor. 'Las perspectivas son buenas, pero las rentabilidades para el Ibex en este año son limitadas. Si tienes un poco de suerte y sabes entrar y salir en el momento justo puedes obtener mayores ganancias con las compañías de mediana y pequeña capitalización. Los fondos no entran en este juego, tienen otro perfil', dice Alejandro Inurrieta, de Intermoney.

Confianza

La situación tiene que cambiar. Al menos es lo que opina Mercedes Camacho, de Safei. 'La solidez del mercado consistente tiene que producirse a través de los valores de peso. La subida que están teniendo los de mediana y pequeña capitalización obedece más a una situación de mayor o menor confianza en el mercado y en movimientos especulativos'.

Alternativa

'Las valoraciones están ajustadas y tiene que producirse algo sorprendentemente favorable para que la Bolsa siga tirando para arriba', explica Juan María Soler, de Sabadell. El experto opina que los inversores están buscando alternativas en las que pueden obtener crecimientos rápidos. La situación le produce 'miedo porque puede implicar una fuerte salida de dinero en los pequeños'.